Enviar
Pemex garantiza abastecimiento

La paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) aseguró ayer que la explosión del domingo de uno de sus ductos, que causó la muerte de al menos 28 personas, no afectará el suministro de gasolinas y diesel en el país.
El abasto de gasolinas y diesel no se afectará ni en el país ni la zona de cercana a la refinería de Tula, Hidalgo, tras la explosión de un ducto ocurrida en San Martín Texmelucan.
La empresa, que calificó de “lamentable accidente” el estallido del ducto en San Martín Texmelucan, estado de Puebla, afirmó en un comunicado que el Sistema Nacional de Refinación cuenta con inventario suficiente de crudo para continuar con sus procesos normales de producción.
La explosión, según las primeras investigaciones, pudo ser causado por el robo de combustible en un ducto de 30 pulgadas en el tramo Nuevo Teapa-Venta del Carpio.
La Fiscalía investiga el caso “por los delitos de robo de hidrocarburo, daño en propiedad ajena y contra el (medio) ambiente” por acciones contra el oleoducto.
Pemex indicó que desde las primeras horas de ayer reanudó operaciones en el oleoducto de 24 pulgadas Nuevo Teapa-Venta de Carpio, que funciona de manera alterna al ducto afectado, con un flujo de 160.000 barriles diarios de crudo.
Pemex apunta a una fuga como posible causa de la explosión en Puebla
El director general de Pemex dijo que el incidente no necesariamente ocurrió por una toma clandestina, como indicaron los primeros reportes
Además, señaló, recientemente entró en operación la primera etapa del poliducto Tuxpan-México, “con lo cual es posible recibir en Ciudad de México combustibles de importación para el consumo en la zona centro del país”.
El saldo de la explosión hasta ahora es de 28 muertos, 13 de ellos menores y 15 adultos, más de medio centenar de heridos, 5 de ellos graves, así como 5.000 evacuados, de los cuales 145 permanecen en albergues.
Además hay 32 viviendas totalmente destruidas y 82 con daños parciales.

Cancún / EFE
Ver comentarios