Enviar
Peligran alzas de real, rand sudafricano y lira turca

La apreciación que las monedas de mercados emergentes experimentaron frente al dólar en 2007 podría comenzar a perder fuerza

Londres
Bloomberg


Las mayores firmas cambiarias del mundo dicen que las monedas de los mercados emergentes que mejor evolución tuvieron en 2007 declinarán ante el dólar estadounidense este año conforme se modere el crecimiento económico y aumenten las oscilaciones de los precios.
El real brasileño, la lira turca y el rand sudafricano pueden debilitarse por lo menos un 3,75% después de haber tenido alzas de más del 14% en el 2007, según los pronósticos promedio de bancos y casas de bolsa sondeados por Bloomberg News.
La lira y el rand registraron caídas por última vez en 2006, en tanto el real lleva cinco años consecutivos apreciándose.
La moderación del crecimiento en Estados Unidos reducirá la demanda de exportaciones, que representa el 60% de las entradas de economías menos desarrolladas, dijo Brian Coulton, jefe de estudios económicos mundiales en la calificadora de riesgo Fitch Ratings en Londres.
Las oscilaciones de los tipos de cambio pueden ampliarse lo máximo desde 2004 conforme aumenten las pérdidas en los mercados crediticios, según los precios de las opciones referenciales para la compra del yen frente al dólar.
“Será un año difícil”, dijo Arnab Das, director mundial de estudios sobre tipos de cambio en la sucursal de Londres de Dresdner Kleinwort, que fue la más certera pronosticadora cambiaria en la segunda mitad del 2007 entre 31 firmas sondeadas por Bloomberg.
El rand se debilitará del 12% a 7,70% frente al dólar desde 6,812 para fines de año, y la lira se depreciará del 8,5% al 1,27% por dólar desde 1,1698, dijo Das.
Analistas y gestores de capitales esperan estos descensos pese a que los inversores aumentaron sus carteras de acciones y bonos de los mercados emergentes por una cantidad récord de cerca de $45 mil millones el año pasado, según EPFR Global, firma de Boston que rastrea los flujos de los fondos de inversión.
Los bonos de los países menos desarrollados rinden ahora un 2,31% más que los del Tesoro de Estados Unidos, en comparación con el 10,4% en el 2002, según el índice de bonos de mercados emergentes de JPMorgan Chase & Co.
El rendimiento de los bonos de Brasil a 6% y que vencen en enero de 2017 bajó un 0,47% al 6,17% el año pasado, en comparación con el 4,07% del pagaré referencial del Tesoro estadounidense a 4,25% y vencedero en noviembre de 2017.
Los bonos de Turquía a 11,875% y con vencimiento en 2030 bajaron 24 puntos básicos al 6,81%, en tanto el bono de Estados Unidos al 5% y vencedero en mayo del 2037 rinde un 4,5%.
Los inversionistas compraron montones de bonos de países en vías de desarrollo porque todas las obligaciones del Tesoro de Estados Unidos excepto los bonos a 30 años rendían menos que la tasa meta del 4,25% de la Reserva Federal.
“Hemos visto un aumento indiscriminado de la exposición a los mercados emergentes”, dijo Maxime Tessier, jefe de cambio extranjero en Montreal de la firma Caisse de Depot et Placement, que gestiona $145 mil millones.
“Es probable que tener unas tasas de interés altas no baste para que a una moneda le siga yendo bien”.
Ver comentarios