Peligra tratado climático por UE
Enviar
Peligra tratado climático por UE

Las tensiones relacionadas con la expansión al sector aeronáutico del sistema de negociación de emisiones de la Unión Europea, ETS por la sigla en inglés, podría perjudicar los intentos globales de acordar un nuevo tratado sobre cambio climático para 2015, dijo el martes a la prensa el enviado de clima de los Estados Unidos, Todd Stern.
“El ETS podría tener un efecto negativo en las negociaciones sobre clima”, dijo Stern en conferencia telefónica luego de una reunión que los mayores emisores de gases de invernadero del mundo mantuvieron en Roma.

Países como los Estados Unidos, China e India –los tres mayores contaminadores con carbono- acordaron en diciembre llegar para 2015 a un acuerdo que establecería objetivos legales de limitación de las emisiones para más de 190 países y entraría en vigor para 2020. Los desacuerdos respecto de la extensión del ETS, la piedra angular de la política climática de la UE, más allá de las fronteras europeas, podrían afectar las conversaciones respecto del tratado que encabezan los Estados Unidos, según Stern.
“Son muchos los países, y ni siquiera hablo de los Estados Unidos, que están muy molestos en relación con el ETS y con lo que a su juicio dice sobre el sistema multilateral y el descuido de ese sistema, por más difícil que sea de operar”, dijo Stern.
El bloque de la UE, que integran 27 países y busca liderar la lucha global contra el cambio climático, decidió en 2008 que la aviación debía estar incluida en el ETS a partir de este año, luego de que las emisiones de carbono de las líneas aéreas en la región se duplicaran en 20 años y las organizaciones internacionales no lograran instrumentar políticas para detener la contaminación.
Las limitaciones a la emisión de los vuelos a y desde los aeropuertos de la región que ha impuesto la UE han generado oposición en países como los Estados Unidos, China y Rusia, que dicen que Europa debe permitir que la Organización de Aviación Civil Internacional de las Naciones Unidas, la OACI, regule las limitaciones de gases de invernadero del sector.
“La UE dice que ha sido muy difícil avanzar en ese sentido”, dijo Stern. “Pero también es verdad que la OACI trabaja en una serie de temas relacionados con la reducción de emisiones de la aviación”.
La opinión de muchos países es que puede ser difícil, “pero el hecho de que sea difícil no justifica que se arroje el sistema multilateral a la basura”, dijo. “Se corre el riesgo de que haya algún tipo de consecuencia si no se resuelve el tema del ETS”.
Airbus SA y las mayores líneas aéreas de Europa instaron el mes pasado a la UE a buscar un acuerdo sobre limitaciones de carbono para la aviación y advirtieron que los límites de la UE a las líneas extranjeras podrían derivan en represalias.
Las mayores firmas fabricantes de aviones civiles y ocho líneas aéreas, entre ellas Air France-KLM, Deutsche Lufthansa AG y British Airways Plc instaron a las autoridades europeas a “usar su influencia” e impulsar un acuerdo global para reducir las emisiones del sector y evitar un creciente conflicto comercial, según una carta enviada a los primeros ministros de Francia, Alemania, España y Gran Bretaña.

Bloomberg

Ver comentarios