Logo La República

Jueves, 22 de agosto de 2019



MAGAZINE


¿Pedir aumento en tiempos de crisis?

Melissa González [email protected] | Lunes 29 junio, 2009



¿Pedir aumento en tiempos de crisis?
Las circunstancias hacen pensar dos veces la solicitud de un aumento o negociar el salario; cómo lograrlo sin morir en el intento

Melissa González
[email protected]

Negociar el salario siempre es un momento incómodo.
Y con la situación económica actual, las personas lo piensan dos veces antes de hacerlo.
Se dice que la mejor ocasión para solicitar un aumento es cuando la compañía haya tenido un cambio fundamental en la organización que ha repercutido en un mayor ingreso o en un cambio básico en la imagen, a criterio de Eric Quesada, director regional de Manpower Card.
Sin embargo, muchas empresas congelaron sus aumentos por la crisis, pero esto no impide que se otorguen o bien que los empleados los soliciten.
“La crisis no es sinónimo de no aumentos, por el contrario, es cuando las empresas deben desarrollar estrategias de retención basadas también en ajustes salariales atractivos para que el talento clave no migre o sea robado”, comentó Humberto Quirós, vicepresidente de Recursos Humanos de la oficina regional de GILDAN.
Quesada considera que en un periodo de crisis no es adecuado solicitar un aumento en caso de que las funciones que realice sean las mismas. “En caso de que al puesto se le hayan adicionado nuevas funciones o recargos podría darse una negociación del salario”, afirmó.
Una de sus recomendaciones es que si la negociación debe hacerse con otra persona que no sea el jefe inmediato, debe de consultar a este con el fin de que esté enterado y sepa por qué pide un aumento salarial.
“Deberá tener muy claros los criterios por los que solicitará el aumento, y estos podrían ser entre otros igualar el salario con lo que están pagando en otras empresas o recibir una mejor valoración por el trabajo realizado”, puntualizó.

Un mejor ingreso


Eric Quesada, director regional de Manpower Card.

“Antes de presentarse ante el encargado que podría autorizar un aumento, debe tener un plan de trabajo para poder mostrarle los resultados favorables que ha tenido y los que tendrá en el futuro, para que se vea como una inversión y no como un gasto. Debe ser muy realista en la cantidad a pedir, no se debe exceder, y ser muy claro en la expectativa de aumento”.








Carlos Solera, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Gestores de Recursos Humanos

“Para negociar un aumento de salario: número uno, hay que merecerlo, también hay que estar pendiente del negocio como si fuera de uno y hay que convertirse en una persona valiosa. También hay que evaluar las posibilidades del negocio, ya que puede ser que te amen pero que la empresa no esté caminando bien”.
Pie de foto


Humberto Quirós, vicepresidente de Recursos Humanos de la oficina regional de GILDAN

“Debo estar totalmente seguro de que merezco el aumento, me refiero a que estoy no solo entregando la milla extra sino que la remuneración actual no va acorde con mis entregables. Esperar el momento clave e ideal. Un momento en el que sea felicitado o al menos se diga algo positivo de mi persona, entonces ahí puedo aprovechar para plantear el tema”.







Blanca Molina
Directora comercial regional de Tecoloco.com

“Pedir un aumento en tiempos difíciles parecería una locura, sin embargo, es posible siempre y cuando se tomen en cuenta ciertos factores como desempeño laboral y empatía con la situación actual de la empresa. Buscar el momento oportuno y la persona correcta para realizar la petición. Tener apertura sobre prácticas de recompensa alternas a un aumento directo en el sueldo”