Pedidos de subsidio por desempleo caen en EE.UU.
Enviar
Pedidos de subsidio por desempleo caen en EE.UU.

Nueva York- Menos estadounidenses de lo previsto presentaron pedidos de seguro por desempleo la semana pasada al disminuir un exceso de oferta de personal administrativo, y en un indicio de que las compañías se aproximan al fin de las grandes reducciones de plantilla conforme se recupera la economía.
Los pedidos iniciales por desempleo declinaron en 43 mil a 440 mil la semana terminada el 6 de febrero, el menor nivel en cinco semanas, desde 483 mil la semana anterior, mostraron ayer cifras del Departamento de Trabajo en Washington.
El número total de personas que cobran el seguro de desempleo y el de los que reciben beneficios extendidos bajó.

El más rápido ritmo de crecimiento en seis años el trimestre pasado significa que la economía se encamina a añadir puestos de trabajo a medida que las empresas reponen sus existencias para mantenerse a la altura del aumento de las ventas.
Al mismo tiempo, como se pronostica una tasa de desempleo de 10% en promedio este año, el gasto de los consumidores podría recuperarse con lentitud.
“Las empresas han disminuido las reducciones de plantilla, los despidos bajaron, pero aún deben aumentar el personal”, dijo Aaron Smith, economista primero en Moody’s Economy.com en West Chester, estado de Pensilvania, antes del informe. “Probablemente pase otro mes antes de que la economía cree empleos”.
El desempleo de Estados Unidos llegó a su apogeo en octubre y se replegará hasta 2011 mientras se fortalece la economía, según economistas encuestados por Bloomberg News.
La mayor economía del mundo crecerá 3% este año y el próximo, más de lo previsto hace un mes, según el cálculo mediano de 62 economistas encuestados este mes. La tasa de desempleo, que llegó a un máximo de 26 años de 10,1% en octubre, terminará el año en 9,5%.
Los intentos de reconstruir existencias, las inversiones en equipos nuevos y programas informáticos y el aumento de las ventas al exterior fomentarán el empleo y el gasto familiar.
La baja inflación dará a los estrategas de la Reserva Federal margen para mantener los tipos de interés cerca de cero durante el tercer trimestre, y a la economía suficiente tiempo para llegar a una expansión autosustentable.

Ver comentarios