Enviar
PDVSA negocia con Conoco y Exxon


La estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) mantiene “constantes negociaciones” con las estadounidenses ConocoPhillips y Exxon Mobil para “finiquitar” su salida del país, después de que ambas rechazaron asociarse con la petrolera nacional para explotar crudo en la rica Faja del Orinoco (oriente).
“Mantenemos discusiones permanente en los términos que nos permite la ley (...) a ambas partes le interesa que (la finalización de las negociaciones) sea lo más pronto posible”, dijo el presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, a los periodistas, tras una interpelación ante la Comisión de Energía y Minas de la Asamblea Nacional (AN).
Insistió en que Venezuela “lo que quiere discutir” con ConocoPhillips y Exxon Mobil es el pago de compensaciones con base en el “valor en libros (contables) de la participación de las empresas” en los convenios operativos suscritos hace una década y que fueron abolidos por el gobierno del presidente Hugo Chávez.
Las estadounidenses ConocoPhillips y Exxon Mobil rechazaron asociarse con PDVSA bajo la figura de “empresa mixta”, que otorga mayoría accionarial a la petrolera nacional, por lo que cesaron sus operaciones en la Faja.
Conoco y Exxon operaban los convenios operativos Petrozuata y Cerro Negro, con el 50,1% y 41,67% accionarial, respectivamente.
Esas operaciones en los campos Petrozuata y Cerro negro “ya fueron asumidas” por PDVSA, reiteró Ramírez.
Por su parte, la estadounidense Chevron Texaco, la francesa Total, la noruega Statoil y la británica British Petroleum (BP) aceptaron el pasado 26 de junio conformar “empresas mixtas” con PDVSA y para seguir operando campos petroleros en la Faja.
Ramírez reiteró este miércoles que las firmas que aceptaron migrar a “empresas mixtas” no recibirán compensación por la modificación accionarial de los proyectos que manejaban en la Faja.
“No hay compensación, no existe ningún tipo de compensación (...) la posibilidad de trabajar en la mayor reserva (petrolera) del planeta es suficiente”, declaró el ministro y presidente de PDVSA.
La Faja Petrolífera del Orinoco es una extensión de 55.314 kilómetros cuadrados con reservas de crudo pesado y extrapesado calculadas de forma preliminar en 316 mil millones de barriles.
Con el nuevo esquema de empresa mixta, ordenado por la Ley de Hidrocarburos de 2001, PDVSA pasó a tener el 78,3% accionarial en promedio en las operaciones de la Faja, que produce cerca de 600 mil barriles diarios de crudos mejorados, según datos oficiales.
Chávez anunció en enero pasado que todas las actividades primarias relacionadas con los hidrocarburos deberían nacionalizarse para adecuar su situación a la Ley de Hidrocarburos de 2001.
El proceso de nacionalización se venía cumpliendo desde hace varios años, pero en la Faja del Orinoco quedaba un grupo de campos petroleros asignado a trasnacionales que se encontraban “fuera de ley”, cuyo control operativo fue tomado por Estado el pasado 1 de mayo.
En abril de 2006, casi una veintena de multinacionales mutó los convenios operativos que respaldaban su actividad, suscritos en la década de 1990, a empresas mixtas controladas por PDVSA.
Ver comentarios