Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Paulson y demócratas en desacuerdo por rescate de hipotecados

| Miércoles 19 noviembre, 2008



Paulson y demócratas en desacuerdo por rescate de hipotecados


Washing -- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Paulson, rechazó la idea de usar el programa gubernamental de rescate financiero como una “panacea” para las dificultades económicas, y chocó con los legisladores que quieren que los fondos ayuden a los dueños de casas en dificultades.
“El paquete de rescate no estuvo destinado a ser un estímulo económico o un paquete de recuperación económica”, dijo Paulson en un testimonio ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara Baja en Washington. El Programa de Alivio de Activos en Problemas estaba destinado a estabilizar los mercados financieros y el flujo del crédito y “no es una panacea para todas nuestras dificultades económicas”.
Barney Frank, que encabeza el panel de la Cámara de Representantes, interrumpió a Paulson durante la sesión de preguntas y respuestas diciendo “el proyecto no pudo haber sido más claro” en cuanto a que también está dirigido a reducir las ejecuciones hipotecarias. Paulson dijo a los legisladores que no tenía planes de usar la segunda mitad del programa de $700 mil millones, indicando que tocaría al futuro Gobierno de Barack Obama resolver el asunto.
“No tenemos un montón de tiempo y, en general, yo no hago esto”, dijo Frank al interrumpir a Paulson durante una discusión sobre cómo distribuir el dinero del TARP, como se conoce al programa por su sigla en inglés. “Leo secciones del proyecto de ley que dicen --anótelo-- “denles ayuda”, dijo Frank, demócrata por Massachusetts, al jefe del Tesoro.
La representante Carolyn Maloney, demócrata por Nueva York, instó a usar los fondos “para estabilizar el mercado residencial”, y otros miembros del panel hicieron hincapié en las tensiones a que están sometidas las familias por el debilitamiento de la economía.
“Espero que usted entienda el dolor y sufrimiento de tantos propietarios de viviendas”, dijo la representante Nydia Velázquez, demócrata por Nueva York, a Paulson. Los estadounidenses “aún esperan obtener una respuesta sobre cómo esto los está ayudando”.
Los precios de las casas cayeron en cuatro de cada cinco ciudades de Estados Unidos en el tercer trimestre, un récord sentado debido a las ejecuciones hipotecarias de todo el país, dijo ayer la National Association of Realtors, un grupo del sector de bienes raíces. La turbulencia financiera desencadenada por el colapso del mercado estadounidense de hipotecas “subprime” o de alto riesgo ha causado pérdidas de $996 mil millones a los bancos, organismos de crédito y aseguradoras.
Los demócratas también promueven leyes para asignar parte del TARP de manera de impedir que General Motors Corp., Ford Motor Co. y Chrysler LLC colapsen a causa de la falta de efectivo.
“No creo que este sea el propósito de la ley”, dijo Paulson en la audiencia de ayer. “Hay otras formas” de ayudar a los fabricantes de autos.
Ben S. Bernanke, presidente de la Reserva Federal, dijo a los legisladores en la audiencia que usar el TARP para comprar participaciones en bancos es “crítico para restaurar la confianza y promover el retorno de los mercados de crédito a un funcionamiento más normal”. Advirtió de que los préstamos en Estados Unidos están “todavía lejos de lo normal”.