Paulson cambia enfoque al rescate financiero
Enviar
Paulson cambia enfoque al rescate financiero


Washington -- Henry Paulson, secretario del Tesoro de Estados Unidos, planea utilizar la segunda mitad de los $700 mil millones del programa de rescate financiero para ayudar a aliviar las presiones sobre el crédito al consumo, desechando el intento de comprar activos hipotecarios devaluados.
“La iliquidez en este sector está aumentando el coste y reduciendo la disponibilidad de créditos para automóviles, préstamos para estudiantes y tarjetas de crédito”, dijo Paulson en el texto de un discurso pronunciado ayer en Washington. “Esto está creando una pesada carga sobre el pueblo estadounidense y reduciendo el número de empleos de nuestra economía”.

Responsables del Tesoro y de la Reserva Federal de los Estados Unidos están explorando una nueva “línea” para ayudar al mercado de bonos garantizados con activos, dijo Paulson. Los responsables estudian la posibilidad de utilizar una parte del dinero del rescate para “animar a los inversores privados a volver a este problemático mercado”, dijo.
El responsable del Tesoro dijo que el departamento también está examinado la conveniencia de requerir que las empresas que acepten nuevos fondos de los contribuyentes reúnan capital privado por la misma cantidad.
El plan de comprar activos “ilíquidos” relacionados con hipotecas se ha descartado, dijo.
“Nuestra valoración en este momento es que esta no es la forma más eficaz de usar los fondos del TARP, pero continuaremos examinando si los formatos de compra de los activos objetivo pueden jugar un papel útil”, dijo. TARP es la sigla en inglés del Programa de Rescate de Activos en Problemas.
Paulson ha destinado todos menos $60 mil millones de los $350 mil millones iniciales aprobados el mes pasado al rescate de instituciones y mercados financieros, y el Congreso podría rechazar la autorización para el resto. Legisladores como la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, están pidiendo ayuda para empresas automovilísticas como General Motors Corp., presión a la que Paulson se está resistiendo.

Ver comentarios