Logo La República

Lunes, 22 de julio de 2024



NACIONALES


Cada uno de los 131 mil asociados de la cooperativa perdió como mínimo $1.400 solo por concepto de capital social

Patrimonio de $187 millones de Coopeservidores se esfumó en un año por créditos riesgosos

El viernes anterior se declaró “inviable” la cooperativa y se ordenó un proceso de resolución

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Viernes 28 junio, 2024


Gerardo Corrales, economista de Economía Hoy, aseveró que “es hora que se haga justicia y que todos los responsables, directos o indirectos de este desastre, paguen las consecuencias legales”. Cortesía/La República.
Gerardo Corrales, economista de Economía Hoy, aseveró que “es hora que se haga justicia y que todos los responsables, directos o indirectos de este desastre, paguen las consecuencias legales”. Cortesía/La República.


En mayo del 2023, el patrimonio total de Coopeservidores, constituido por los recursos monetarios aportados por 131 mil asociados, ascendía a unos $187 millones.

Lea más: Banco Popular reconoce interés en absorber Coopeservidores

Un año después, el patrimonio, por las pérdidas de cuentas incobrables, se había reducido a $89 millones y para el viernes anterior, cuando se declaró la cooperativa como “inviable” por parte de Marco Hernández, interventor de la organización financiera, el capital social se había esfumado por completo.

Esto quiere decir que, como mínimo, cada asociado de Coopeservidores perdió $1.400 por una gestión negligente que debe ser investigada, según Gerardo Corrales, economista de Economía Hoy.

“Es hora que se haga justicia y que todos los responsables, directos o indirectos de este desastre, paguen las consecuencias legales y penales que correspondan”, dijo Corrales.

Lo peor de todo es que las malas noticias no terminan ahí.

Se espera que al separar los activos buenos y malos, los depositantes y proveedores de la cooperativa tengan que absorber una pérdida adicional de entre un 20% y 30% de sus acreencias, lo que implica una pérdida adicional que oscilaría entre ¢104 mil millones y ¢155 mil millones.

Debido al desastre financiero de la cooperativa, el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) anunció que la alta gerencia y el Consejo de Administración de Coopeservidores tendrán que responder penalmente por este caso.

Lea más: Coopeservidores es declarada oficialmente “inviable”

“La Superintendencia General de Entidades Financieras hizo una denuncia específica contra algunos responsables o cabezas de la institución, alta gerencia y consejo de administración, y hemos determinado algunas situaciones de las cuales vamos a hacer una ampliación”, dijo Marco Hernández, interventor del proceso.

Es importante recordar que el gerente general, Óscar Hidalgo Chaves, ya había sido despedido sin responsabilidad patronal en medio de la intervención, mientras que todos los integrantes del consejo administrativo se encontraban suspendidos. Esta persona estuvo al frente de la organización por 18 años.

En ese sentido, Rocío Aguilar, superintendente de entidades financieras, explicó que durante años, la cooperativa no trasladó a las autoridades correspondientes la información correcta sobre sus estados financieros, permitiendo así ocultar la gravedad del estado en que se encontraba.

Por eso, defendió, fue imposible actuar antes, aunque insistió en que la Sugef sí intervino antes de que cayera en un peor estado de insolvencia. Aguilar aseguró que cuando existe ese “ocultamiento de información y malos manejos de esa información” es muy complejo para el supervisor, en este caso la Sugef o Conassif, “poder ver ese nivel de deterioro”.

El viernes anterior se declaró “inviable” la cooperativa y se ordenó un proceso de resolución por parte del Conassif.

La decisión se debió a que el continuo deterioro en la cartera crediticia de la entidad terminaría de absorber en el corto plazo la totalidad del patrimonio de la entidad y generaría un déficit, es decir, los pasivos de la entidad tendrán un valor mayor que los activos.

Por otra parte, no existe una posibilidad creíble de ejecutar una recapitalización interna, por lo que, para proteger a los ahorrantes e inversionistas, se ordenó un proceso de resolución.

En ese sentido, todo el capital social, que es el que aportaban mes a mes cada uno de los 131 mil cooperativistas, se perdió totalmente.

En el caso de las personas que tenían ahorros o depósitos por montos menores a ¢6 millones, podrán acceder a un Fondo de Garantía para recuperar esa parte del dinero, sin importar si son personas físicas o jurídicas.

Con este fondo, se busca proteger a los depositantes y ahorrantes más vulnerables, menos sofisticados y pequeños.

El resto de los cooperativistas, que serían unos 5 mil clientes, tendrán que repartirse el resto de las pérdidas que podrían llegar a ¢155 mil millones, dependiendo de la venta de la organización.

A la fecha, el Banco Nacional y el Banco Popular han mostrado interés en adquirir lo que queda de la cooperativa para gestionar activos y préstamos.


ABC del desastre


El viernes de la semana pasada, la cooperativa Coopeservidores fue declarada inviable. Esto fue lo que pasó:

¿Por qué Coopeservidores se declaró como inviable?

El continuo deterioro en la cartera crediticia de la entidad absorbería en el corto plazo la totalidad del patrimonio de la entidad y generaría un déficit, es decir, los pasivos de la entidad tendrán un valor mayor que los activos.

Por otra parte, no existe una posibilidad creíble de ejecutar una recapitalización interna.

Es por ello que, para proteger a los ahorrantes e inversionistas, se ordenó un proceso de resolución.

¿Qué es un proceso de resolución?

Es un proceso ordenado por el Conassif con el fin de dar por concluida la operación de una entidad financiera que, luego de ser intervenida, se considera no viable.

¿Cuál es el objetivo?

Proteger a los ahorrantes e inversionistas de la cooperativa.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.