Enviar
No se cobrará a partir de las 7 a.m., con el fin de ahorrar combustible
Paso por peajes quedó libre

Ejecutivo también analiza cobrar impuesto a banca off shore, como medida adicional

Danny Canales
[email protected]

Los usuarios de las rutas hacia Alajuela y Santa Ana se evitarán hacer las largas colas para pagar el peaje.
Desde ayer el paso por ambas vías es libre a partir de las 7 a.m., según se publicó en La Gaceta.
La medida fue aprobada luego de que se demostrara que las presas que se forman en los peajes producen un alto consumo en combustible.
Además, en esos lugares los niveles de contaminación son muy elevados debido al constante parar y avanzar que se produce.
En el caso de la ruta General Cañas, hacia Alajuela, el peaje será libre de 7 a.m. a 7 p.m. de lunes a viernes.
Los sábados el horario en que no se cobrará el peaje en esa autopista será de 10 a.m. a 1.30 p.m.
Por su parte, en la vía Próspero Fernández, hacia Santa Ana, el peaje permanecerá abierto más tiempo pues se extenderá hasta las 9.30 p.m. entre semana.
En el caso de los sábados no se cobrará el paso de 11 a.m. a 1.30 p.m.
Aunado a ello, un nuevo proyecto para reducir el impuesto a los combustibles se empieza a gestar desde ya, pero con el agravante de que por el momento no es del agrado de todas las bancadas legislativas en el Congreso.
El Ministerio de Hacienda y el oficialismo pretenden impulsar una iniciativa para trasladar el impuesto del diésel que pagan los medios de transporte remunerados a todas las transacciones de la banca de primer grado, más conocida como off shore.
De momento la propuesta solo incluye los medios de transporte, pero según dijo Oscar Núñez, jefe de fracción de Liberación Nacional, se analizan otras propuestas para salvaguardar los intereses de otros sectores productivos como el agrícola.
“Estamos analizando más alternativas, pero estas no tienen un consenso, por lo que por el momento nos centraremos en esta para avanzar lo más pronto”, dijo Núñez.
El proyecto de ley estaría listo la semana entrante y se pondría en conocimiento de los diputados el miércoles entrante, sin embargo, desde ya hay algunas reticencias.
“No conocemos aún la propuesta, tendremos que analizarla al seno de la fracción”, argumentó Luis Antonio Barrantes, jefe de fracción del Movimiento Libertario.
Las primeras proyecciones indican que el monto que el Gobierno dejaría de percibir y que tendría que recargársele a la banca off shore es de alrededor de ¢20 mil millones al año”.
Una vez que el proyecto entre a la corriente legislativa se pretenderá someterlo a una vía de discusión rápida.
Ver comentarios