Enviar
Trabajos buscan mejorar paisaje urbano y evitar excesivo deterioro del tendido eléctrico convencional
Paseo Colón estará libre de cables
Red eléctrica subterránea tendrá un costo de $5 millones
Empresas de televisión por cable también tendrán su red bajo tierra

Un Paseo Colón libre de cables y visualmente arborizado. Ese es uno de los objetivos del proyecto que eliminará los tendidos eléctricos tradicionales de esta zona capitalina y los reemplazará con redes eléctricas subterráneas.
Se espera que el plan, que cuenta con un financiamiento de $5,1 millones aportados por la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), esté concluido para abril de 2011.
El proyecto se desarrollará en dos fases. En la primera se instalarán los tubos, cámaras y transformadores. En una segunda fase se colocará el cableado y demás artefactos de medición y transmisión eléctrica.
Por ello, las cuadrillas de trabajadores perforarán las aceras hasta un máximo de dos metros. Estos trabajos se harán en tramos cortos con el objetivo de disminuir la interferencia en el paso peatonal y reducir la afectación a los comercios.
“El motivo por el cual se escogió el Paseo Colón es porque su red eléctrica es muy viejita y esta es una zona que por medio de la estética puede potenciar su comercio”, justificó Luis Fernando Andrés, jefe del departamento de redes eléctricas de la CNFL.
En general, los tendidos eléctricos colocados en postes se dañan debido a los fenómenos ambientales y los vehículos que cada cierto tiempo derriban las torres como consecuencia de accidentes, aclaró Andrés.
La empresa contratada para sacar adelante la electrificación subterránea es Coriem S.A., que desarrollará sus trabajos bajo la supervisión e inspección estricta de la CNFL.
“Este es un proyecto bastante complejo, pues durante las excavaciones que hacemos nos hemos topado con pequeñas nacientes de agua, alcantarillas antiguas y otro tipo de obstáculos que nos obligan a maniobrar de manera sumamente cuidadosa”, explicó Mario Salas, gerente general de Coriem S.A.
Si bien estos arreglos no forman parte de un plan de electrificación mayor, se espera que una vez concluidos se pueda continuar en otras áreas del casco central de San José, específicamente cerca de la Antigua Aduana y barrio Escalante.
Por su parte, las empresas de televisión por cable y proveedores de Internet no tendrán que preocuparse, pues estos trabajos contemplan la creación de dispositivos paralelos donde las firmas podrán albergar sus propias redes.
Este tipo de infraestructura llega a tener una vida útil de 30 años
De forma paralela, la CNFL ejecuta un proyecto similar en Belén de Heredia, sin embargo, a diferencia del de San José, en este solo se llegará a la primera fase de las obras.

Rommel Tellez
[email protected]
Ver comentarios