Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



MAGAZINE


Pasarela neoyorquina cierra con broche de oro

Redacción La República [email protected] | Sábado 18 septiembre, 2010



Pasarela neoyorquina cierra con broche de oro
Durante la Semana de la Moda de la Gran Manzana se mostraron tendencias para el próximo verano

Ralph Lauren y Francisco Costa para Calvin Klein cerraron el jueves la pasarela neoyorquina con sus muy diferentes propuestas para el próximo verano: con delicadas reminiscencias del mundo del western el primero y de estructurada elegancia y sofisticación el segundo.
Lauren presentó casi 60 propuestas en las que los neutros en tonos tierra, y en toda una variedad de blancos, crudos, tabaco y diferentes marrones, estaban inspiradas en el oeste estadounidense del siglo XIX.
Las creaciones de Lauren incluyeron ornamentaciones de las tribus indias y a los uniformes de la caballería.
Pantalones jeans ligeramente acampanados o pitillo, shorts, faldas, en ocasiones con pedrería o con ligeras mezclas metalizadas, así como vaporosos y ultrafemeninos vestidos para la noche completaron esta colección.
El brasileño Francisco Costa, director creativo de Calvin Klein, presentó por su parte una estructurada y casi arquitectural propuesta, de líneas rectas y muy sofisticada.
“Intenté que la inspiración no tomara las prendas, y además creo que se trata de una colección menos temática. Es más sobre la suavidad, el olor y el sabor de esta mujer que va a llevar la ropa”, señaló Costa durante una entrevista tras su desfile.
Como “repetición del mismo pensamiento expresado de diferentes maneras” y bajo el título de “Tautología”, mostró el español David Delfín su manera de vestir a hombres y mujeres para la próxima primavera-verano.
Prendas minimalistas y muy estructuradas, en azul añil, blanco y negro, completadas en sus formas por arneses plásticos de colores ácidos para unir partes ausentes de chaquetas o camisas, dominaron unas propuestas de aires surrealistas y que abrió y cerró con su modelo fetiche, Bimba Bosé. “Tautología es la repetición de un mismo pensamiento expresado de distintas maneras. En esta colección quise centrarme en todas las características de mis prendas, como una serie de cortes muy presentes en todas mis colecciones, y llevarlas al límite”, explicó el diseñador español.
El venezolano Angel Sánchez, uno de los valores seguros de la moda estadounidense, presentó también sus propuestas para 2011 y, según explicó, dirigidas a un público más joven que su línea de alta costura.
El minimalismo del arte latinoamericano de la década de los 60 del pasado siglo inspiró a Sánchez, que dijo haber concretado ese espíritu “en tratar de entender a una mujer más joven y salir del traje de las grandes ocasiones, para centrarme en una mujer más moderna y más de tendencias”.

Nueva York / EFE