Partidos con la mira puesta en destronar al PLN en alcaldías
Enviar

Buena gestión en municipalidades es trampolín para 2018

Partidos con la mira puesta en destronar al PLN en alcaldías

Meta es arrebatar la mitad de los 59 gobiernos locales que hoy tiene Liberación

A un año de las elecciones de alcalde del 6 de febrero, los partidos políticos enfilan sus baterías para destronar al PLN en los gobiernos locales.
Aunque todavía no tienen clara la estrategia a seguir ni las municipalidades que pretenden arrebatar a los verdiblancos, sí hay un desafío para que Liberación conserve menos de la mitad de los 59 gobiernos locales que hoy dirige.

201502102148160.n333.jpg
El mal momento que vive esa agrupación por la derrota de abril y los escándalos de corrupción que afectan su credibilidad, son las principales armas que utilizarán los otros partidos para ganar terreno en los comicios del otro año.
Asimismo, el reciente nombramiento de José María Figueres como presidente del PLN dejó heridas profundas entre cierta dirigencia de esa agrupación, la cual no aportaría su trabajo para mantener o igualar el poder de los verdiblancos en los gobiernos locales.
La importancia que les dan los partidos a las municipalidades radica en que una buena gestión en el gobierno local, se traduce en una especie de trampolín para las elecciones del 2018.
En ese sentido, un partido inexperto en la función pública o que busca recobrar su credibilidad como el Frente Amplio y el PUSC respectivamente, pueden demostrar transparencia y alejar los miedos y dudas que los rodean.
Por ejemplo, la agrupación dirigida por José María Villalta pretende que, a partir de febrero, al menos una municipalidad por provincia esté gobernada por el Frente Amplio, mientras que el PUSC se plantea la meta de duplicar o triplicar las nueve alcaldías que hoy dirige.
Las metas ambiciosas de los partidos podrían chocar contra la frialdad electoral. En las últimas elecciones de alcalde realizadas en 2010, el 70% de los costarricenses no acudió a las urnas.
Esto implica que con pocos votos, Liberación podría mantener su posición de privilegio en las municipalidades.
Otro aspecto que complicará los planes de los partidos es la falta de recursos.
A diferencia de las elecciones nacionales, los comicios de alcalde no cuentan con deuda política adelantada y será hasta terminar el proceso que el Tribunal Supremo de Elecciones reparta unos ¢6 mil millones entre los partidos que tengan derecho a la ayuda estatal.
De esta forma, los partidos tienen que financiarse con donaciones y trabajo voluntario de sus dirigentes, asimismo, en algunos casos podrán conseguir préstamos bancarios.
Para el próximo proceso electoral, cada cantón elegirá alcaldes, regidores, un síndico y concejales de distrito por distrito administrativo, incluyendo sus respectivos suplentes.
Cabe mencionar que en las circunscripciones de Cervantes, Tucurrique, Colorado, San Isidro de Peñas Blancas, Lepanto, Cóbano, Paquera y Monteverde se elegirán concejales municipales de distrito y, adicionalmente, intendentes.
Los cantones que elegirán la mayor cantidad de regidores serán Central de San José, Desamparados y Central de Alajuela, con un total de 11 cargos.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

 

 


Ver comentarios