Partido para el olvido
Cristian Gamboa fue de los mejores de la Selección en Australia; sin embargo, estuvo muy concentrado en funciones defensivas y aportó poco en ofensiva. AFP/La República
Enviar

Partido para el olvido

Una Costa Rica muy opaca perdió por la mínima ante Australia

Insulso, aburrido y hasta para dormirse, especialmente para quienes se levantaron en horas de la madrugada a ver el partido, fue lo que presentaron Australia y Costa Rica en el amistoso donde vencieron los oceánicos 1-0.

201311192330480.a22.jpg
El partido puede resumirse como una copia del que se vivió en San Pedro Sula en octubre, y hasta el resultado terminó siendo el mismo.
Costa Rica fue defensiva, pasiva y sin poder en ofensiva. Tanto que de sus acciones solo se rescata un remate incómodo de Celso Borges, que sacó el defensa Ivan Franjic de la línea y una clara oportunidad de Kenny Cunningham, quien ante el arquero Mat Ryan hizo más de defensa que de delantero y terminó despejando.
El juego comenzó con imprecisiones de ambos equipos, nadie se hacía con el balón. Hasta que a los cinco minutos se vino la jugada de Celso.
Después se eso despertaron los oceánicos y comenzaron a romper la defensa tica con jugadas rápidas. Mientras, Mark Milligan ordenaba el centro del campo, Robbie Kruse, el 10 de los australianos, comenzó a crear y meter pases de profundidad que llegaban a inquietar a Patrick Pemberton
Fueron Mathew Leckie y Tom Rogic quienes desperdiciaron las dos mejores ocasiones de los locales, hasta que se vino el descanso.
Para el complemento, el técnico nacional Jorge Luis Pinto decidió mover la estática delantera tica y envió a Randall Brenes en lugar de Jonathan McDonald y a Kenny Cunningham por Diego Calvo.
Sin embargo, la historia no cambió, llegar al arco rival era una tarea casi imposible para la Selección Nacional.
También apostó el técnico de los australianos Ange Postecoglou, quien se estrenaba en el banquillo, por mover sus fichas e hizo ingresar a Cahill, que disputó su partido 65 con Australia.
El delantero del New York Red Bull ocupó diez minutos para sentenciar el encuentro. Un cabezazo de Cahill, que pegó en Junior Díaz —había ingresado de cambio—, el mismo defensa que perdió la marca. Al final el gol marcó la diferencia.
Pudo empatar el encuentro Cunningham, pero definió pésimo y Australia se dedicó a pasear el balón ante una Costa Rica plácida que mostró una muy pobre cara.
Así Australia firmó por fin un triunfo después de encajar dos 6-0 en los últimos amistosos de setiembre y octubre ante Brasil y Francia.

Dinia Vargas
dvarga[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios