Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 14 Septiembre, 2011


Partido Alianza, ¿será posible?


“El enemigo de mi enemigo es mi amigo” es una frase antigua que no tiene autoría conocida. Con base en este concepto se han establecido alianzas extrañas, partidos políticos y hasta gobiernos que funcionan en “coalición,” tal como es el caso del Directorio que ahora ha emergido en la Asamblea Legislativa del país. Compuesta por los partidos PAC, ML, PUSC, Frente Amplio (FA) y PASE, estos muy divergentes grupos se unieron con un solo fin para quitar la dirección de la legislatura de las manos del PLN que es su adversario en común. ¡¡Y lograron su objetivo!!
Como ha sido siempre con las coaliciones que nacen sobre todo para derrotar un enemigo en común, (pensar en Violeta de Chamorro y Daniel Ortega sirviendo juntos en el directorio del FRENTE en 1979) logrado su meta principal, comienzan rápidamente a aparecer las grietas. Más grandes las diferencias ideológicas y entre los líderes de las agrupaciones, más rápidamente se desmoronan.
Las diferencias entre Otto Guevara, caudillo del ML, y Ottón Solís, líder indiscutible del PAC después de negociaciones en representación de su partido con la Presidenta Chinchilla la semana pasada, son muy pronunciadas y de índole personal.
La desemejanza entre objetivos, principios y visión país entre los seguidores del PAC y del ML son muy grandes y operativamente, no obstante la Alianza en el Directorio, no se ponen de acuerdo con respecto a una serie de acciones necesarias para el pueblo en la coyuntura actual.
Ahora entre diferentes miembros de esta Alianza se habla de la posibilidad de formar una coalición frente a las elecciones de 2014, con un solo candidato a la presidencia para representar a los cinco. En mi opinión hay tres obstáculos grandes que impedirán la formación de un frente unido para la campaña de ese año. Primero, Otto Guevara y Ottón Solís, no se soportan y sería difícil que uno cediera al otro para la campaña presidencial de la nación. Ambos tienen demasiado poder dentro de sus agrupaciones para permitir que otros negocien puntos de acuerdo solos.
Segundo, si bien es cierto que el PAC, el PUSC, el PASE y FA comparten una visión de necesitar más compromiso “social” con el pueblo y tienen como meta ver cómo se fortalece el rol del Estado en ese sentido, el ML tiene un enfoque que enfatiza un rol menor en general del Estado en todas las esferas de su acción. El ML, igual que ahora el PLN, quiere un sector productivo más fuerte y que este sea el que genere más beneficios para el pueblo incluso en el ámbito social. La verdad es que la ubicación ideal para el ML es en coalición con el PLN, y no con estos otros cuatro partidos.
Tercero, con cinco meses de existencia de la Alianza, no obstante que esta ha logrado procesar legislación pendiente de menor cuantía, ha podido recortar tramitología en la Asamblea y movido hacia delante proyectos de construcción para su edificio entre otros, no se ha visto una sola legislación importante emerger en sus 150 días de existencia. Si no hay producción importante, la credibilidad de un partido que nace de este acuerdo entre legisladores, será poca en ojos de los votantes de 2014. La propuesta de reforma fiscal de Ottón Solís jamás será aceptada por el ML, para citar un ejemplo de algo que se necesita, pero que no procederá.

Carlos Denton
[email protected]