Enviar
Partido oficialista habría pagado cuentas de Lula

Gobernante brasileño envuelto en una nueva polémica por beneficiarse con fondos estatales

Sao Paulo

EFE

El gobernante Partido de los Trabajadores (PT) habría pagado cuentas personales del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, y de sus familiares con dinero público, afirmó ayer un diario local.
El diario Folha de Sao Paulo señaló que recursos del Fondo Partidario, auxilio otorgado por el Gobierno a los partidos políticos para su funcionamiento, fueron destinados a pagos particulares del presidente y su familia.
Según el diario, el Tribunal Superior Electoral (TSE) corroboró que 4.500 reales (unos $2.709) de los recursos públicos para el partido fueron utilizados en el 2006 para cubrir los costos de administración residencial en un apartamento contiguo al del presidente en Sao Bernardo do Campo, estado de Sao Paulo.
Analistas del TSE sugirieron al órgano de la Justicia electoral rechazar el informe de cuentas del PT correspondiente a 2006, año en que Lula fue reelegido para un segundo mandato.
En el año 2005, Paulo Okamoto, amigo del mandatario y actual presidente de la entidad estatal para atención a la pequeña y mediana empresa Sebrae, asumió deudas particulares del presidente por valor de 29.400 reales (unos $17.700), un hecho del que la oposición todavía exige más explicaciones.
Para 2008, el PT deberá recibir 28 millones de reales (unos 16,8 millones de dólares) para el Fondo Partidario.
En tanto, la Presidencia manifestó que los gastos en el otro apartamento de la unidad residencial del presidente son “justificados” por tratarse de un asunto de la seguridad particular del presidente y su familia.
Según la fuente oficial, ese apartamento es utilizado para guardar archivos y documentos de la época sindical del mandatario brasileño, donados en el año 2003 al PT tras asumir la Presidencia del mayor país suramericano.
Otra de las explicaciones consiste en que el apartamento también fue alquilado para evitar vecinos al lado de la residencia del mandatario y mantener así su privacidad.
Funcionarios del conjunto residencial, y que pidieron no ser identificados, señalaron al diario que ese apartamento es frecuentado por los hijos del presidente para realizar fiestas particulares y que los agentes de seguridad del presidente nunca se alojan allí.
Ver comentarios