Partido de NFL en Estadio Azteca peligra por mal estado del césped que cambió un tico
Hace algunas semanas la cancha se mostró muy golpeada debido a las fuertes lluvias y cantidad de partidos que se jugaron. Imagen con fines ilustrativos-MILENIO/La República
Enviar

Incertidumbre es lo que se respira en la NFL y los encargados del Estadio Azteca en México cuando el lunes 19 de noviembre se dispute el encuentro de temporada regular entre los Rams de Los Ángeles y los Chiefs de Kansas en Ciudad de México.

Esta zozobra se genera debido a las condiciones del césped híbrido del Coloso de Santa Úrsula, que colocó la empresa del costarricense Enio Cubillo, Turf Managers Specialists.

Las inclemencias del clima por las fuertes lluvias no han permitido que el pasto sane por completo y en las últimas jornadas de la Liga MX, se juegan hasta dos partidos por semana, ya que el Cruz Azul comparte la casa del América debido a que están construyendo su estadio.

Han transcurrido 50 días desde la instalación del césped híbrido; sin embargo, la carrera contra el reloj se agota para la grama, por lo que la opción de mudar el encuentro a otro estadio en México, o de plano cancelarlo, cada vez comienza a tomar fuerza.

“La Liga y la asociación de jugadores tienen que ver la condición del terreno híbrido en el Azteca y dar un aval final. La NFL no va a arriesgar la seguridad de los jugadores, tan sencillo como eso, quiere decir que si el estadio no pasa la prueba de la NFL, el juego no se dará en el Azteca, seguirá en México, en otro estadio o de plano no lo hacen, es una posibilidad muy real”, advirtió Raúl Allegre, analista de ESPN.

Por su parte, Arturo Olivé, director de la NFL México, confía en que la cancha esté al cien por ciento para la fecha establecida.

Además, las fechas FIFA le darían un descanso a la gramilla para recuperarse y estar al 100%.

LA REPÚBLICA intentó comunicarse con Enio Cubillo pero no respondió a las solicitudes.



Ver comentarios