Participación del ICE no solucionaría crisis vial
El proyecto Reventazón es una de las obras grandes del ICE. Esteban Monge/La República
Enviar

Institución debe competir en igualdad de condiciones, alega el sector empresarial

Participación del ICE no solucionaría crisis vial

Problema de infraestructura no es del constructor, sino de la mala planificación, dicen expertos


El ICE podría participar en la construcción de proyectos de infraestructura si compite en igualdad de condiciones con las empresas constructoras.
Si las reglas están claramente definidas y no se le asignan proyectos a priori, la institución tendría que demostrar que es tan eficiente como sus competidores para asumir proyectos de infraestructura que el país requiere.


El problema sería si los proyectos que se le otorguen estén bien definidos, planificados y con todas las expropiaciones y permisos listos antes de que le sean adjudicados.
De lo contrario, la institución tendría los mismos problemas que otras empresas privadas deben enfrentar a la hora de asumir proyectos que les asigne el gobierno, opinaron expertos consultados por LA REPÚBLICA.
Si estos proyectos quedan bien definidos, las empresas privadas podrían ejecutarlos en menor tiempo, con lo que la idea de incluir al ICE no sería necesaria.
De momento, para participar en construcción de obra vial, tendría que darse una reforma en la ley que llevaría a un largo debate en la Asamblea Legislativa, sobre las tareas y funciones que debe realizar el ICE.
Una salida podría darse si se gestiona un convenio interinstitucional entre el MOPT y el ICE, para que la empresa eléctrica desarrolle algunos proyectos específicos, como por ejemplo los túneles de San Pedro y el de las Garantías Sociales.
No obstante, se cuestiona que la burocracia del ICE puede costarles una alta factura a los proyectos que desarrolla.
El proyecto Reventazón, altamente elogiado por su diseño y construcción, también ha sido criticado por los altos costos que representa. En 2006, dicho proyecto fue planificado inicialmente con un costo de $633 millones, pero terminó costando 2,4 veces más.

201506082123392.14.jpg

Rodrigo Díaz
[email protected]

 


Ver comentarios