Enviar
Participación electoral del Presidente genera rechazo
Fracciones de oposición promoverán reforma para evitar que gobernantes puedan tomar parte en las campañas políticas


Natasha Cambronero
[email protected]

Luego de que se aprobara una iniciativa para permitir al Presidente de la República participar en los procesos electorales, las bancadas de oposición pretenden que ahora se elimine.
La fracción de la Unidad Social Cristiana, el Movimiento Libertario y el Partido Acción Ciudadana promoverán un proyecto para que el Ejecutivo no pueda participar abiertamente en los comicios y con ello que siga siendo juzgado por cometer beligerancia política.
“La iniciativa de Liberación Nacional es políticamente difícil de defender, por lo menos para mí si el Código Electoral llevara esta norma y esta fuera constitucionalmente admisible, sería muy difícil votar favorablemente este proyecto”, aseveró Sergio Alfaro, diputado de Acción Ciudadana.
Inicialmente, Liberación Nacional pretendía que se modificara el artículo 149 del Código Electoral para que cualquier jerarca de una institución pública, ya sea un ministerio o una junta directiva pueda participar abiertamente en las actividades de los partidos políticos, propuesta que no agradó a las fracciones de oposición.
Sin embargo, para los diputados opositores, que el Presidente y los jerarcas del Ejecutivo participen en la política electoral sería “funesto para el sistema democrático del país”, ya que iría en contra de los pesos y contrapesos que deben existir en materia político electoral. Además de que conlleva “politizar” el ejercicio de la Administración Pública a favor de eventuales acciones electorales.
Las reformas efectuadas hasta ahora han sido parciales, a pesar de que en la corriente legislativa se encuentra un proyecto consensuado con el Tribunal Supremo de Elecciones mediante el cual se pretende realizar cambios en el código Electoral.
Este proyecto no ha contado con suerte pese a que su discusión ha sido promovida desde hace casi una década y a que la última reforma fue propuesta tras los comicios presidenciales de 2006.
Esta necesidad surgió específicamente después de que se detectaran debilidades y anomalías especialmente con el manejo de los recursos para financiar las campañas y la existencia de cuentas paralelas en los partidos.
Ver comentarios