Enviar
Paro golpea a industria nicaragüense

Noveno día de huelga nacional dejó decenas de civiles y policías lesionados y dos camiones de carga en llamas

Managua
EFE

Al menos tres empresas maquiladoras de zonas francas, con unos 2 mil trabajadores, están en peligro de cerrar sus plantas temporalmente si persiste la huelga nacional de transporte en Nicaragua, advirtió ayer el director de la Asociación de Industrias Textiles y Confección, Dean García.
El ejecutivo de la industria textil señaló a Acan-Efe que no podía identificar a las empresas, pero reiteró que cerrarían sus plantas porque ha escaseado la materia prima para procesar las prendas de vestir y están incumpliendo con el contrato de entrega a Estados Unidos, a causa del paro del transporte.
“Si esto persiste hay varias empresas que van a tener que cerrar operaciones temporalmente, porque no tienen materia prima para procesar, porque los embarques se están quedando” en los puertos, afirmó.
Además, porque las empresas de maquilas “no pueden cumplir con sus contratos de venta porque la producción de exportación no puede salir del país por efecto de la huelga”, añadió.
García aseguró que en las plantas se encuentra acumulada la producción de una semana que no ha podido salir de las bodegas por el paro de transporte.
La huelga nacional del transporte llegó ayer a su noveno día en medio de un enfrentamiento que dejó como saldo decenas de civiles, transportistas y policías lesionados, así como dos camiones de carga quemados.
El ejecutivo de la industria textil anotó, además, que, debido al paro del transporte, la producción “ha bajado sensiblement
e por ausencia laboral”.
El Gobierno del presidente Daniel Ortega ha propuesto rebajar en 50 centavos de dólar el valor del galón de combustible a los dueños de autobuses interurbanos -excluyendo a camiones de carga y taxis- que respaldan el paro en 152 de los 153 municipios del país.
Los transportistas exigen al Gobierno de Managua la congelación del precio del galón (3,7 litros) de la gasolina en 40,50 córdobas (unos $2,11) y que los incluya dentro del plan de emergencia energética, que beneficia con subsidios al transporte urbano de Managua.
El precio del galón de diesel aumentó a $4,49 y el de la gasolina súper es de $4,48.
La huelga afecta parcialmente a Managua, la capital nicaragüense, donde los transportistas ya consiguieron, tras años de lucha, precios preferenciales en la adquisición de los combustibles y subsidios estatales al sector.
El paro nacional de transporte ha provocado pérdidas en la economía de cerca de $2 millones diarios, según el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, y alza y desabastecimiento de alimentos.
Según diversas fuentes, en Nicaragua prestan servicio de taxi unas 25 mil unidades, 7 mil camiones de carga, 7.500 autobuses inter-municipales y 1.200 autobuses urbanos.
Ver comentarios