Enviar
París y Londres presionan a OTAN


Los gobiernos francés y británico mostraron ayer su disconformidad con el curso de la operación de la OTAN en Libia y presionaron a la organización para que intensifique sus ataques contra las fuerzas de Muamar el Gadafi y garantice la protección de la población civil.
París y Londres, que junto a Washington iniciaron la intervención internacional en Libia, consideraron que la Alianza no está cumpliendo suficientemente con su papel y urgieron a sus socios en el seno de la organización a aumentar su participación en el operativo militar.
El titular francés de Exteriores, Alain Juppé, insistió a lo largo del día en que "no es aceptable" que se permita a Gadafi continuar bombardeando la ciudad rebelde de Misrata, principal punto de preocupación por la dramática situación que vive.
Según París, la Alianza -al mando de las acciones militares en Libia- debe destruir "las armas pesadas" que golpean desde hace semanas la localidad.
"La OTAN ha querido conducir la operación, ahora debe cumplir", señaló Juppé tras reunirse con sus homólogos de la Unión Europea en Luxemburgo.
El responsable de Exteriores británico, William Hague, llamó a la Alianza a "intensificar los esfuerzos militares".
Desde Bruselas, la OTAN respondió a las críticas y aseguró que podría obtener mejores resultados si tuviera más medios militares a su disposición, aunque aseguró que no ha bajado el ritmo de sus ataques.
Desde que Estados Unidos decidió que sus aviones dejasen de participar en los bombardeos contra objetivos terrestres, Francia y Reino Unido soportan el peso de la mayor parte de las acciones ofensivas, por lo que ambos reclamaron ayer más contribuciones a sus socios.
Fuerzas de casi todos los países de la OTAN, y de algunos no miembros, participan en la operación aérea en Libia, pero no tienen autorización de sus gobiernos para disparar contra las fuerzas de Gadafi en tierra.
Uno de ellos es España, que ayer dijo que no se siente aludida por esas peticiones y recordó que "cada país aporta según sus capacidades y previo mandato interno".
El secretario de Estado español para la Unión Europea, Diego López Garrido, aseguró además que la Alianza Atlántica está haciendo "una muy buena labor" en Libia.
Pese a ello, la oposición a Gadafi también reclamó ayer "más esfuerzos" en la protección de civiles y afirmó que las fuerzas del dictador han matado a más de 10 mil personas.

Luxemburgo
EFE

Ver comentarios