París vacila en su proyecto olímpico
París trató de acoger los Juegos Olímpicos de 2008 y 2012, pero Pekín y Londres le ganaron la partida. Internet/La República
Enviar

París vacila en su proyecto olímpico

La ciudad duda en presentar su candidatura para 2024, luego de fracasar en 2008 y 2012

La candidatura de París para acoger los Juegos Olímpicos de 2024 se enfrenta a dudas, vacilaciones y oposiciones, aunque los impulsores del proyecto mantienen viva la esperanza.
La ciudad, herida por los fracasos en su intento de acoger los Juegos de 2008 y 2012, para los que puso un enorme entusiasmo, parece ahora retener la voluntad de acudir a la carrera por los de 2024, mientras otras ciudades están más decididas.
Todo apunta a que tras Tokio 2020 será una ciudad europea o de Estados Unidos la que reciba el encargo de organizar los juegos, un contexto en el que la candidatura de París tendría sentido.
Pero ni el gobierno, ni la Alcaldía de la capital ni los principales sectores económicos parecen decididos a lanzarse.
Solo el movimiento deportivo alienta la llama de la candidatura, aunque también juega la carta de la prudencia.
El Comité Francés del Deporte Internacional (CFDI), creado para estudiar la participación de Francia en este tipo de competiciones, ha organizado una serie de reuniones para conocer el apoyo de la candidatura.
La última desarrollada en estos días constató que hace falta algo más de tiempo para lanzarse a la carrera.
Por el momento, París aguardará a conocer las conclusiones de la reunión extraordinaria que el Comité Olímpico Internacional (COI) organizará los próximos días 8 y 9 de diciembre en Mónaco.
A partir de los resultados de ese encuentro, el movimiento deportivo decidirá, a lo largo de los siguientes meses, si prosigue con el impulso a la candidatura.
Entonces, debería convencerse a la Alcaldía, que de momento se muestra fría en su respaldo a una nueva aventura olímpica, aunque no radicalmente opuesta.
A París 2024 le ha salido un competidor interno que cuenta con más apoyo de la alcaldesa de la ciudad, la socialista de origen español Anne Hidalgo.
Se trata de la candidatura para albergar en 2025 una Exposición Universal, un proyecto que, además, cuenta con el respaldo decidido del primer ministro, Manuel Valls, también de origen español.
El sentimiento en la Alcaldía lo resumió el responsable municipal de Deportes, Jean-François Martins: “Las Exposiciones Universales han forjado más la imagen de París que los Juegos Olímpicos. Basta con mirar la arquitectura y el urbanismo para darse cuenta”.
De la de 1889 queda el monumento más emblemático de la ciudad, la Torre Eiffel, y de la última, la de 1900, la capital francesa conserva otros símbolos, como el Museo de Orsay, el Grand Palais o el puente de Alejandro III.
Martins citó el pequeño y desconocido velódromo de Cipale como única herencia de los Juegos de 1900.
El concejal de Deportes comparó “un evento que se desarrolla todo un año y centrado en el brillo económico, el atractivo, las empresas, la innovación, el empleo y el desarrollo urbano” frente a otro “más corto y de mucha mayor potencia”.
En cualquier caso, agregó que es posible “encontrar sinergias” entre los Juegos de 2024 y la Expo de 2025, un tema debatido en París, donde se recuerda que en la España de 1992 se celebraron los Juegos de Barcelona y la Expo de Sevilla.
Otro de los puntos de duda reside en la situación económica que atraviesa el país, que para muchos de los responsables es incompatible con la “fuga hacia adelante del COI, que cada vez quiere más”, en palabras del exatleta Stéphan Diaganá.
Una de las incógnitas que París espera que se despejen en Mónaco el mes próximo, para poner de acuerdo los discursos oficiales del COI, que piden contención a las candidaturas, con el voto de sus miembros, que siempre recaen en los proyectos más caros.
París observa atentamente estas cuestiones mientras otras ciudades se muestran más decididas. Estados Unidos parece resuelta a lanzar a Washington, San Francisco, Los Ángeles o Boston, mientras que en Alemania la batalla está entre Berlín y Hamburgo y Roma parece también lanzada.
En la capital francesa, como resume Guy Drut, miembro francés del COI, “nada está todavía decidido”.

París/EFE

Ver comentarios