París está compartiendo miles de autos eléctricos
Foto con fines ilustrativos
Enviar

París está compartiendo miles de autos eléctricos


El servicio de auto eléctrico compartido, denominado Autolib’, ha sido un éxito en París, con más de 3.300 de sus distintivos modelos color plata paseándose por las calles o recargando en los puestos de carga.
Los usuarios pueden recoger un carro en cualquiera de los casi 1.000 puestos, luego dejarlo en un puesto cerca de su destino, por tan solo 20 centavos el minuto.
No sorprende, entonces, que Londres y otras ciudades fuera de Francia hayan analizado la posibilidad de replicar el programa de cuatro años de antigüedad.
Lo que podría ser más sorprendente es que la primera ciudad en dar el paso sea Indianápolis.
Se trata del coche compartido BlueIndy, respaldado por la misma empresa francesa que opera Autolib’, lanzado el 2 de septiembre con una flota inicial de 52 vehículos que se ampliará a 500, con 200 estaciones de recarga previstas.
Scott Prince, gerente general de BlueIndy, dijo que la demanda ha "superado nuestras expectativas", con más de 500 personas suscritas en las dos primeras semanas.
Los usuarios de BlueIndy registrados en su sitio web pueden luego optar por un alquiler a un costo de $8 por única vez para los primeros ocho minutos y 40 centavos por minuto luego, o una inscripción semanal, mensual o anual que ofrece precios por minuto tan bajos como 20 centavos.
BlueIndy será una prueba importante para Groupe Bolloré, que espera crear un mercado mundial de baterías de polímero de litio que alimentan los coches. Bolloré invirtió más de 3.000 millones de euros ($3.400 millones) para desarrollar la tecnología, y el presidente y máximo responsable ejecutivo, Vincent Bolloré, dijo que está dispuesto a probar su rendimiento en los inviernos fríos y veranos calurosos de Indiana.
"Indiana no debería ser más complicado que París", dijo Vincent Bolloré, presidente y máximo responsable.

Bloomberg

Ver comentarios