Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Para volver a rugir

Luis Fernado Rojas [email protected] | Viernes 07 enero, 2011



Para volver a rugir
Manudos apuestan a la unión para mantener la corona

Terminar con la presión de cinco años sin ser campeón, lo que pesaba mucho, principalmente ante una exigente afición, le permite ahora a Alajuelense mirar al futuro con mayor tranquilidad y hasta tornarse ambicioso en cuanto a aprovechar su buen momento para repetir en el trono.
Alajuelense, de cara al torneo de verano, se llena de optimismo y aunque en el tapete se plantea un campeonato igual o más difícil que el anterior, para los liguistas ser campeones quedó atrás, porque ahora quieren el bicampeonato.
“Será difícil y con un arranque muy duro”, expresó el técnico Oscar Ramírez, quien aceptó que superado el techo de volver a alcanzar un campeonato, ahora podrá afinar mejor la idea futbolística que tiene para su equipo.
“Hay veces uno trae ideas, pero el material humano te dice otra cosa. Tenemos un equipo rápido, pero que no tiene tanto control de juego”, explicó Ramírez, quien detalló que se esforzó en que su plantel comprendiera que cuando no había estadios había que manejar el balón, “pero con tantos jóvenes y tan explosivos y sin manejo del juego en ocasiones nos mostramos imprecisos”.
Con respecto a la comunión técnico-afición, Oscar reconoció que “yo hice mi trabajo con honestidad, pero había duda en el ambiente y sentí en algún momento mucho cuestionamiento; sin embargo, seguí trabajando y con el esfuerzo de los muchachos superamos eso”.
Por su parte, Pablo Gabas quien se ha convertido en el jugador insignia de los rojinegros, espera que el optimismo existente entre los aficionados manudos se mantenga para el arranque del nuevo torneo y que eso se convierta en un elemento que sume para que la Liga se enfile hacia una nueva corona.
“Tenemos un arranque complicado (Cartago y Saprissa), pero para eso hemos trabajado”.
Para el mediocampista, la Liga requiere un jugador de peso en la línea delantera, ante la salida de Alejandro Alpízar y Mario Camacho.
Gabas, que tiene 28 años de edad y ocho con los rojinegros, dijo sentirse muy bien por el cariño que le expresa la afición, aunque señaló, “uno todavía está muy por debajo del nombre de un Wilmer López, pero lo que hacemos dentro de la cancha es por todo el amor que le tenemos al equipo”.
Alfonso Quesada, de quien se decía se iba del equipo, reconsideró y se queda. Para el arquero, la paciencia será fundamental para esperar esa oportunidad que sabe llegará en algún momento.
“Por dicha en nuestro equipo hay gente de experiencia que lo aconseja a uno, con Patrick (Pemberton) me llevó muy bien y lo importante es no dejar de trabajar, y nunca bajar los brazos”, expresó el arquero.
Quesada cuenta actualmente con 22 años de edad y llegó al Alajuelense a los 14; luego a los 17 se fue a jugar a España y regresó a la Universidad de Costa Rica, para posteriormente retornar a los rojinegros.
“Lo que queda es mejorar, seguir unidos y buscar el bicampeonato, pero como tiene que ser, paso a paso”.

Luis Rojas
[email protected]