Enviar
Martes 19 Noviembre, 2013

¿Cuál es el delito que cometió Calderón, si los funcionarios responsables de la Caja son exonerados de toda responsabilidad patrimonial por la misma Caja?


Para verdades el tiempo

El Caso Caja-Fischel es un caso que muchos dieron por terminado mucho antes de que se diera siquiera un fallo judicial, que dicho sea de paso, tiene grandes inconsistencias y violaciones a derechos fundamentales que han sido denunciadas ante la CIDH.
Pero la verdad es que, además del juicio, se han realizado otras muchas gestiones relacionadas con el caso que buscan esclarecer la verdad real de los hechos, más allá del juicio mediático y político.
En fecha, la CCSS emitió una resolución (P.E.38.301-13), de más de 130 páginas, en las que se exime de toda responsabilidad patrimonial imputada al Dr. Juan Carlos Sánchez Arguedas, dado que no se demostró que hubiese ocasionado un daño patrimonial a la Institución, durante la tramitación y ejecución de las compras a la empresa finlandesa, Instrumentariun Medko Medical, en el marco del Proyecto Finlandia.
Recordemos que esta empresa vendió los equipos médicos a la Caja, gracias al empréstito que otorgó Finlandia, en condiciones sumamente favorables para el país.
Esta resolución es sumamente importante para quienes tienen interés en la verdad sobre el Juicio al expresidente Calderón Fournier, quien fuera acusado y condenado por un delito de funcionario público sin serlo, dado que él había abandonado la presidencia ocho años antes de que prestara servicios como abogado al representante de la empresa finlandesa.
Con esta resolución, tal y como lo dice la Presidenta Ejecutiva de la Caja, queda demostrado que no hubo sobreprecio, ni se ocasionó un daño patrimonial a la Institución.
Contrario a lo que se había divulgado por la prensa, se demostró además que los equipos son de la más alta calidad mundial y que todos están prestando un servicio inmejorable en clínicas y hospitales del país.
Entonces cabe preguntar, ¿cuál es el delito que cometió Calderón, si los funcionarios responsables de la Caja, son exonerados de toda responsabilidad patrimonial, por la misma Caja? ¿Cómo se le condena de un delito de peculado inexistente de acuerdo a la propia auditoría de la Caja?
Si bien es cierto hubo funcionarios que recibieron dádivas, Calderón no lo era. No existió una sola prueba en su contra y por el contrario sí existieron, como en este caso, abundantes testimonios y documentos que demostraron su inocencia.
El tiempo irá develando los hechos y la verdad se impondrá para esclarecer un caso que cambió el rumbo del país.

Guillermo Montealegre Mata