Enviar
Para ver y sentir
El Premio Nacional de Diseño 2009 reconoció el talento de estudiantes y profesionales del ramo

Melissa González
[email protected]

El talento de estudiantes y profesionales fue reconocido en la selección del Premio Nacional de Diseño, que estuvo marcado por varias categorías.
En Diseño Publicitario, el reconocimiento fue para María José Fonseca en la categoría estudiantil gracias a su propuesta “Una quemadura no es divertida”.
“El proyecto es una propuesta para una campaña de prevención de quemaduras, todo surgió por la idea de trabajar con los niños. El mensaje está determinado por el nombre del trabajo”, comentó.
Para la línea grafica utilizó piezas de papel quemadas que involucró con figuras infantiles.
El jurado lo seleccionó por considerar que es una idea innovadora y un concepto sólido que se soporta por la gráfica y que logra un gran impacto en el lector a través de la misma”.
Además el mensaje de fácil comprensión, causa emotividad y con la gráfica se complementa de manera efectiva y afectiva.
La categoría profesional en este campo se declaró desierta.
El Premio Nacional de Diseño de Espacio Interno en la categoría estudiantil fue para el proyecto “Un Recorrido Histórico por el Teatro Nacional”, de la diseñadora Mariela Soto.
Esta propuesta consiste en crear un recorrido museográfico para el foso del Teatro Nacional, ya que cuenta con un acervo de piezas museales de gran valor histórico, que se encuentran invisibilizadas, a criterio de la diseñadora.
El Premio Nacional de Interiorismo lo obtuvo la diseñadora Aimee Joaristi, gracias al proyecto comercial MI SALA.
Mientras tanto el premio de diseño de productos que tuvo como tema juguetes se declaró desierto, sin embargo se otorgaron menciones.
Una de ellas fue para la diseñadora Beatriz Cabada Murolo con su juego de mesa “Juego ecológico 1”, que impulsa aspectos educativos relacionados con conceptos de ambiente y sostenibilidad, entre otros proyectos.
Ver comentarios