Enviar
Para leer

Yo no vengo a decir un discurso
Mondadori
Librerías Internacional
¢12.800


Sin discursos

Cuando la circunstancia lo obligaba a hablar en público se sentía tan mal que una vez dijo hacerlo sentado por miedo a caer desmayado. Eso cuenta Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura. Y en esos casos no pronunciaba un discurso sino que contaba cosas: porque comenzó a escribir cuentos, o qué situaciones hacían que rompiera promesas que se había hecho a sí mismo, o su idea de que había que atreverse al contubernio tan temido de las ciencias y las artes. Como si usted hubiera estado ahí, entérese de lo que contaba el escritor en sus discursos mediante este libro, que los recoge.

Carmen Juncos
[email protected]
Ver comentarios