Papa pide perdón por persecuciones de católicos a pentecostales
La visita del papa Francisco a Caserta es calificada ya de histórica pues se trata de la primera salida que realiza un papa desde el Vaticano fuera de Roma expresamente para encontrarse con un pastor protestante. /La República
Enviar

Papa pide perdón por persecuciones de católicos a pentecostales

El papa Francisco pidió perdón por las persecuciones cometidas por parte de católicos a los pentecostales, en su viaje a la ciudad italiana de Caserta (sur), donde se reunió con su amigo y pastor evangélico Giovanni Traettino.
Es una visita calificada ya de histórica pues se trata de la primera salida que realiza un papa desde el Vaticano fuera de Roma expresamente para encontrarse con un pastor protestante.


"Entre las personas que persiguieron a los pentecostales también hubo católicos: Yo soy el pastor de los católicos y os pido perdón por aquellos hermanos y hermanas católicos que no comprendieron y estuvieron tentados por el diablo", afirmó el pontífice argentino.
Jorge Bergoglio ya estuvo el pasado 26 de julio en Caserta para celebrar una misa en honor a la patrona Santa Ana ante 200 mil católicos, según refirieron los organizadores.
Ahora, Francisco regresó para reunirse con la comunidad de pentecostales de esta ciudad situada al norte de Nápoles y celebrar un encuentro con unos 350 protestantes provenientes de todas partes del mundo.
Según medios locales, el obispo de Roma instó a los cristianos a estar unidos en la diversidad.
"El Espíritu Santo crea diversidad en la Iglesia. La diversidad es bella, pero el propio Espíritu Santo hace también la unidad, para que la Iglesia esté unida en la diversidad: para usar una palabra bella, una diversidad reconciliadora", señaló.
El máximo representante de la Iglesia católica también pidió a los cristianos que ayuden a los débiles y a los necesitados, y que caminen, declaró, al lado de Dios.
"No comprendo a un cristiano que está quieto, el cristiano debe caminar. Hay cristianos que caminan por al lado de Jesús, pero en cierto momento no caminan a la presencia de Jesús. Esto es porque son cristianos que confunden el caminar con el andar, son errantes", subrayó.
Tras el acto, que duró cerca de hora y media, el papa almorzó con la comunidad, indicó la Santa Sede en un comunicado.
Francisco salió en helicóptero desde la Ciudad del Vaticano y aterrizó en Caserta. Lo hizo en el helipuerto de la Escuela de Suboficiales de la Aeronáutica Militar italiana en el Palacio Real de Caserta y posteriormente se dirigió en coche hasta la casa del pastor, donde permaneció unos momentos.
Tras esta conversación privada, ambos religiosos fueron en coche a la iglesia evangélica de la reconciliación de Caserta, donde algunos fieles curiosos aguardaban la llegada de Bergoglio.
Francisco les saludó durante unos instantes antes de entrar en su interior, donde se celebró la reunión lejos de las cámaras y en estricta intimidad.
 

Roma/EFE


Ver comentarios