Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



GLOBAL


Papa Francisco, jugador crucial en deshielo de tensión entre Cuba y EE.UU.

EFE | Jueves 18 diciembre, 2014

Jorge Mario Bergoglio se convierte en “figura de paz” del proceso cubano y EE.UU., el día que celebra sus 78 años. AFP/La República


Papa Francisco, jugador crucial en deshielo de tensión entre Cuba y EE.UU.

El Papa Francisco escribió durante los últimos meses a Barack Obama, presidente de EE.UU. y a su homólogo cubano, Raúl Castro invitándoles a resolver cuestiones humanitarias.
Ayer, su deseo se le concedió, luego que ambos Gobiernos anunciaran el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas.
El “canje de presos” fue la clave para iniciar el diálogo: tres cubanos encarcelados en Florida (Gerardo, Ramón y Antonio) por un estadounidense (Alan Gross), en Cuba encerrado desde 2009.
Los mandatarios agradecieron al líder de la Iglesia Católica por ser la figura primordial en la mediación entre ambos países, que acabó con la tensión de más de 50 años. "Gracias. Especialmente al Papa Francisco", declaró el presidente Obama.
El mandatario reconoció la implicación "personal" de Francisco en el proceso de para iniciar la normalización de las relaciones diplomáticas bilaterales.
Asimismo, el líder cubano, en un discurso retransmitido en directo desde La Habana y con el uniforme militar que caracteriza a los dirigentes del régimen castrista, agradeció también la labor del Pontífice y la de las autoridades de Canadá, donde se produjeron las conversaciones, "por facilitar la negociación entre ambos países".
Por su parte, el Papa aseguró que se complace vivamente, por el anuncio del acercamiento de las relaciones entre EE.UU. y Cuba, "con el fin de superar, por el interés de los respectivos ciudadanos, las dificultades que han marcado su historia", comentó Federico Lombardi, portavoz del Vaticano.
Matteo Renzi, primer ministro italiano,  Dilma Rouseff mandataria de Brasil y Cristina Fernández, presidenta de Argentina, de igual forma, elogieron las acciones del Papa Francisco.
No obstante, Canadá también formó parte de la mediación entre ambos país, así lo reconoció Stephen Harper, primer ministro canadiense, se mostró ayer complacido de haber hecho de anfitrión de las reuniones entre EE.UU. y Cuba, felicitó a ambos países por su exitoso diálogo y negociaciones para el restablecimiento de sus relaciones.
"Canadá está contenta de haber hecho de anfitrión de altos funcionarios de Estados Unidos y Cuba, lo que les permitió la discreción necesaria para llevar a cabo estas importantes conversaciones", dijo Harper.

El primer ministro canadiense también felicitó a los dos países por su exitoso diálogo y negociaciones, que llevarán a la normalización de las relaciones entre los dos países.
El mandatario dijo asimismo que "Canadá apoya un futuro para Cuba que totalmente abarca los valores fundamentales de libertad, democracia, derechos humanos y el imperio de la ley".
Harper no dio detalles de cuándo o dónde se desarrollaron las reuniones entre los funcionarios estadounidenses y cubanos.