Enviar
Papá se queda en casa

En países europeos, son cada vez más las madres que deciden trabajar mientras el padre cuida a los niños. ¿Podría llegar esta tendencia a Costa Rica?

Melissa González
[email protected]

La sociedad evoluciona y lo que antes era un patrón común ahora se está modificando.
Mientras más mujeres se incorporan al mundo laboral, en varios países esto ha provocado que hasta se revierta un rol que se ha mantenido por siglos: los hombres se plantean quedarse en casa.
En una encuesta elaborada en Chile, el 78% de los hombres opinó que el lugar de la mujer no es la casa y se muestran favorables a su desarrollo en el mundo laboral.
Por su parte, en Alemania, cada vez son más los padres que desearían llevar la casa y tener más tiempo para atender a los hijos y más las madres que ansían trabajar, según un estudio.
“En Europa hay una mayor tendencia, pero sigue siendo un fenómeno poco usual”, comentó Claudia Palma, antropóloga social. “En sociedades como la costarricense es difícil que se dé, porque aunque la mujer se está abriendo paso en el campo laboral, todavía falta mucho espacio para lograr esa equidad”, continuó.



Ellos opinan


Miguel Naranjo

Gerente de Desarrollo de Mercados y Relaciones Corporativas
de CEMEX Costa Rica

“Esta tendencia es un reflejo de la creciente participación de las mujeres en todos los ámbitos laborales, incluyendo muchos que tradicionalmente ocupaban los varones. Si en algún momento se diera la necesidad, no tendría problema en que así fuera. De hecho, mi esposa empezó a trabajar antes que yo”.







Oscar Oconitrillo
Gerente general de Soluciones INRA

“Los resultados habrá que verlos a futuro con estas nuevas generaciones que han llevado una educación más asistida del lado paterno. No estoy muy seguro de la capacidad masculina de llevar con la sapiencia y la paciencia respectiva ese tipo de retos. En Costa Rica lo veo un poco difícil, incluso por las diferencias salariales que en perjuicio de la mujer existen todavía”.








Carlos Fernández

Gerente de Comunicación Grupo M

“Me parece que esta situación es la consolidación de este estatus de igualdad; no solo porque le permite a la mujer realizarse como profesional, sino también al hombre asumir un rol más activo como padre y responsable del hogar. Yo sí la pondría en práctica; mi esposa tuvo que renunciar para dedicarse a cuidar a uno de nuestros hijos que padece una enfermedad. Si ella tuviera una oportunidad laboral que iguale o supere la mía, no tendría ningún problema en quedarme al cuidado de mis hijos y darle la oportunidad a ella”.







Mauricio Fonseca
Director regional corporativo de Mercadeo de CEFA

“Creo que cada uno tiene habilidades y cualidades únicas, por lo que debemos aceptar que existirán muchas oportunidades en las que la mujer tendrá mejores opciones y mayores ingresos que el varón. Lo importante es que sea una decisión de dos, donde se define sin presión, ni vanidad, ni orgullo, quién hace qué en beneficio de un bien común, nuestra familia. No tendría ningún problema si ese fuera el caso; de hecho, en mi hogar así decidimos las cosas, la tarea la hace quien mejor la desempeña o el que tiene mayor habilidad para hacerla en el tiempo que se requiere y el otro apoya”.





Jorge Salas

Gerente de Formato Hipermás

"Tengo tres hijos, uno niño de seis años y dos niñas de cuatro. Ambos somos profesionales y tenemos puestos que nos demandan tiempo adicional en cualquier momento, así que nos ponemos de acuerdo para llevar a los niños a la escuela, hacer tareas, llevarlos al doctor, acostarlos y destinarles tiempo de calidad. Las mujeres hoy en día se preparan más, así que es común encontrar que los hombres colaboremos con las tareas del hogar y con la crianza de los hijos. Creo que día con día esta tendencia se irá acrecentando en nuestro país”.






Diego Giraldo
Gerente de Sony

“Me parece que hoy en día lo que predomina es garantizar un ingreso familiar estable, si la mujer es la indicada para asegurar esta estabilidad, en hora buena. Por mi tipo de educación, siempre he visto el trabajo en la casa y la educación en el hogar de los hijos como algo realmente valioso, incluso más que un ingreso económico muy alto; lamentablemente los hombres no tienen la capacidad de atender tantos asuntos a la vez, no así las mujeres, por eso en el hogar los hombres no somos tan eficientes y productivos como ellas”.
Ver comentarios