Enviar
Pantallas 3D y robots humanoides son una realidad
Un televisor de Sony que muestra imágenes en tres dimensiones sin necesidad de usar anteojos, es una de las novedades

La mayor feria de electrónica de Japón arrancó ayer en Tokio con las últimas novedades en pantallas planas, imágenes 3D y robótica, a pesar de que la crisis económica ha provocado una reducción de su tamaño.
Los más novedosos soportes que se presentan desde ayer y hasta el sábado en la CEATEC 2009 son los que permiten disfrutar de la televisión en tres dimensiones sin necesidad de gafas, mientras que las pantallas planas, cada vez más delgadas y compactas, siguen siendo protagonistas.
El número de compañías reunidas en este evento descendió este año un 27% respecto al año pasado, hasta los 590 participantes, debido a una crisis mundial que ha hundido las ventas de electrónica del hogar, según la agencia local Kyodo.
En un mercado saturado, los fabricantes se afanan en ofrecer nuevas alternativas de entretenimiento como las imágenes en 3D.
El gigante electrónico Sony presenta en esta feria un televisor Bravia capaz de mostrar imágenes en tres dimensiones, al igual que una cámara que puede grabar películas para ese formato, que llegarán al mercado el próximo año.
Del mismo modo, Hitachi, Panasonic y Sharp se han unido a esta tendencia con pantallas de alta definición que pueden crear la ilusión de profundidad.
Para el presidente de Sharp, Mikio Katayama, este formato “despegará en cualquier momento”, aunque no se comercializará hasta que esté listo un amplio y constante flujo de contenidos adaptados al sistema.
Estas pantallas pueden crear una sensación tridimensional en el televidente sin necesidad de gafas y se han convertido en la gran novedad a la que se han unido los principales fabricantes nipones este año.
Otra de las novedades que podrán ver los cerca de 200 mil visitantes que esperan los organizadores es uno de los televisores con mayor definición del mercado: el modelo Regza de Toshiba con procesador Cell PS3, que saldrá al mercado en diciembre a un precio cercano al millón de yenes (7.600 euros).
Por otra parte, lo último en el apartado de robótica es el Eporo de Nissan, un pequeño aparato con ruedas capaz de moverse de forma autónoma y cooperativa para encontrar el camino más corto y eficaz frente a obstáculos.
La tecnología utilizada en ese robot de pequeñas dimensiones, inspirada en las pautas orientativas de los bancos de peces, podría aplicarse a vehículos de mayor tamaño para evitar atascos, colisiones y hacer más eficiente el tráfico rodado.
 
Tokio /EFE
Ver comentarios