Enviar
Viernes 5 Octubre, 2012

Panorama positivo

Pocas veces se presentan los factores necesarios para mirar el horizonte con esperanza. Este es el caso del sector arrocero nacional, que ante los embates de las sequías que golpean al país de mayor producción del grano en el mundo, encuentra respaldo en una atinada política financiera, logística y de mercado en el ámbito local, propicia para enfrentar con mejores herramientas una inminente adversidad.
En primer lugar, existe una contracción de la oferta de producto originada en las fuertes sequías que han afectado los cultivos del grano en los Estados Unidos, sin embargo esto hace que a naciones de producción media como la nuestra, se les presente un mayor margen para atender el consumo nacional y capturar segmentos de mercado habituales importadores del grano.
Es claro que la situación en los Estados Unidos, así como la fase que se anuncia del fenómeno de El Niño, varían las condiciones mundiales del abastecimiento de granos. Sin embargo, para Costa Rica el impacto de ambas condiciones lo toma mejor parado que otras naciones por la calidad del grano que se produce en suelo nacional.
Dicha situación incidirá en la importación de arroz pactada con las industrias y las grandes cadenas comerciales locales, lo que hace prever una mezcla de producto con mayor porcentaje de componente de arroz nacional. Actualmente, el sector arrocero nacional cubre seis de cada diez hogares costarricenses, se podría analizar un incremento en la cuota de abastecimiento en caso de persistir y agravarse las malas condiciones de cultivo.
En segundo término, el sector ha logrado encontrar fórmulas de financiamiento adecuadas a las necesidades de su esquema productivo, tal es el caso del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), que ha planteado opciones crediticias y oportunas para mejorar el flujo de caja y capital de trabajo de los micro y pequeños arroceros, financiando hasta la fecha 1.726,62 hectáreas, de las cuales el 72% está concentrado en micro productores y el resto en pequeños productores de las regiones Huetar Norte, Chorotega, Brunca, Pacífico Central y Zona del Caribe.
Por último, está la lucha que hemos emprendido con éxito en los estrados judiciales. Se dictaminó la razón en cuanto al precio del saco de arroz en granza en el juicio contencioso administrativo, planteado contra el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC). Dicha resolución restituye la imagen de la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz) y reordena la estructura de costos de las empresas.
Hoy, el ambiente de trabajo para el micro y pequeño arrocero nacional es más esperanzador. Incluso, creemos que la crisis alimentaria mundial de granos que se anuncia nos toma en un buen momento, máxime si seguimos contando con el brazo financiero del SBD, vital para nuestra sobrevivencia.
Asimismo, pensamos que el panorama de alza mundial de los granos debe estimular a los gobernantes para apoyar la soberanía y la seguridad alimentarias, como únicas vías de acción para asegurar en los países el abastecimiento diario de productos.

Oscar Campos Chavarría
Presidente Conarroz