Enviar
Panorama económico afecta a Hacienda

• Reducción en la productividad y vencimiento de bonos afectarían las finanzas del gobierno

Víctor Sanabria
[email protected]

El buen resultado que han venido mostrando las finanzas del Gobierno central en los últimos meses, le ha permitido al Ministerio de Hacienda reducir la necesidad de salir a captar recursos en el mercado bursátil.
Sin embargo, el panorama puede cambiar en los próximos meses. El alza en las tasas de interés podría ocasionar una mayor desaceleración de la actividad económica al afectar las decisiones de inversión productiva. Las exportaciones a los principales socios comerciales podrían reportar un menor crecimiento debido de la crisis internacional.
Todo esto podría reducir el flujo de ingresos que Hacienda percibe mediante la recaudación de impuestos.
Mientras tanto, la presión por aumentar los gastos del Gobierno crece. El alza en las tasas de interés aumenta el costo de la deuda a la vez que la administración Arias busca incrementar el gasto social y capitalizar a los bancos estatales como una medida para tratar de minimizar los impactos que ha generado la crisis internacional, con el fin de que la economía no se vea afectada.
Esto se puede traducir en presión sobre el flujo de caja del Gobierno.
“Si se da una baja en la recaudación fiscal, y el gasto del Gobierno se incrementa o incluso se mantiene, el Ministerio de Hacienda se podría ver obligado a tener una participación más activa en el mercado de valores. Se vería obligado a competir con las distintas instituciones financieras para canalizar los fondos, lo cual podría provocar presiones adicionales al alza en las tasas de interés”, dijo Ana Toyama, analista económica de Aldesa.
Las obligaciones para 2009 que tiene Hacienda son los títulos G250309 y G300909, según los analistas consultados.
Sí se suman ambas obligaciones, el monto que deberá cubrir Hacienda es de ¢215 mil millones.
El difícil momento por el que pasa la economía mundial y sus posibles efectos en el país, que según los expertos podrían sentirse con más fuerza durante los primeros meses de 2009, permiten prever que al menos se busque captar los saldos que actualmente se encuentran en esas emisiones.
“De los aproximadamente ¢110 mil millones que vencen el próximo 25 de marzo, dependerá el superávit y de cómo el ente perciba la situación económica, para que salgan a captar al mercado y se generen (o al menos se repongan) las opciones de inversión mencionadas. Tanto estas emisiones de corto plazo, como las existentes de tasa fija a tres y seis años, y Udes, serían la gama de productos que ofrezca al mercado”, afirmó, Luís Javier Delgado, gestor de portafolios de Vista Safi.





Ver comentarios