Pánico por mercados emergentes puede acabar en alza de 20%
Enviar
Pánico por mercados emergentes puede acabar en alza de 20%


Nueva York- Las empresas de mercados emergentes, que han rendido más ganancias para los accionistas que nunca antes, no están obteniendo respeto según sus acciones caen a los niveles que precedieron las alzas.
Más de US$500.000 millones en pérdidas en los mercados de crédito y los precios menguantes del petróleo, el níquel y la soya hicieron caer el índice MSCI Emerging Markets más de un tercio desde octubre, dejándolo la semana pasada 24,7 por ciento por debajo de su promedio móvil de 200 días. En los últimos dos decenios, la diferencia creció tanto solamente después del 11 de septiembre, la cesación de pagos de la deuda rusa en 1998 y la devaluación del peso en México en 1994, muestran datos compilados por Bloomberg. En cada caso, el índice avanzó 20 por ciento o más a los tres meses.

Esta vez, las perspectivas de un repunte son incluso mayores según las economías de países en vías de desarrollo crecen al doble del ritmo de hace un decenio, dice Uri Landesman, director de crecimiento global y títulos valores internacionales de la filial de gestión de activos de ING Groep NV en Nueva York. La renta sobre títulos valores, o la ganancia de una compañía hecha con dinero invertido por accionistas, subió a 16,8 por ciento este trimestre, lo máximo en los mercados emergentes desde que Bloomberg comenzó a seguir datos de MSCI Inc. en 2003 y un nivel que Morgan Stanley dice puede ser un récord.
“A uno le están pagando y más por el riesgo que corre”, dijo Landesman, quien supervisa US$5.000 millones. “Cuando hay un pánico como este, al bebé lo arrojan por la ventana junto con el agua de la bañera”.
Los precios en el índice MSCI equivalen a un promedio de 9,8 veces las ganancias previstas durante los próximos 12 meses, lo más barato en un decenio frente a ganancias registradas. Las valuaciones han caído aun cuando se prevé que las economías en vías de desarrollo se expandan 6,7 por ciento el año próximo, el doble de la tasa promedio durante la década de 1990, con un décimo de la inflación, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, con sede en Washington.

El índice MSCI Emerging Markets retrocedió 2,6 por ciento a las 11:25 de Nueva York según las bolsas se desplomaban en todo el mundo por la quiebra de Lehman Brothers Holdings Inc., el cuarto banco de inversión más grande de Estados Unidos. El índice Bovespa de Brasil descendió 3,5 por ciento, en tanto el Micex de Rusia se desplomó 6,2 por ciento.
A la vez que la renta sobre acciones de países industrializados cayó casi 10 por ciento desde un máximo histórico en octubre según se desaceleraba el crecimiento económico mundial, las empresas de países en vías de desarrollo aumentaron la rentabilidad, muestran datos compilados por Bloomberg.
La renta sobre títulos valores de China Mobile Ltd., el mayor proveedor de telefonía móvil del mundo por cantidad de usuarios, trepó a 27,76 por ciento en el primer semestre, lo máximo registrado desde el 2003. China Mobile dijo el mes pasado que el beneficio del segundo trimestre subió 51 por ciento, excediendo los cálculos de analistas.
Aun así, la compañía con sede en Pekín, que perdió 45 por ciento de su valor este año por el mayor descenso desde el 2001, está cotizando hasta 10,1 veces la ganancia prevista del 2009. Esa es la valuación más baja comparada con ganancias informadas en más de cinco años.
“Estas acciones de mercados emergentes se están desinflando”, dijo Jeffrey Kleintop, estratega jefe de mercado de LPL Financial en Boston, firma que supervisa US$273.000 millones. “Lo que estamos viendo es un mercado bajista realmente desagradable, y puede que siga con ventas excesivas por igual tiempo que el que estuvo con compras excesivas en el periodo en que se encaminaba a un mercado alcista”.
Kleintop dijo que LPL comenzó a reducir sus carteras de mercados emergentes en el primer trimestre y las vendió por completo en julio.
Los inversionistas han retirado casi US$29.000 millones de los fondos de acciones de mercados emergentes este año, más que nunca antes sobre una base neta, muestran datos compilados por EPFR Global, firma de investigación de fondos con sede en Cambridge, estado de Massachusetts, y Merrill Lynch & Co., con sede en Nueva York.
El periodo de 14 semanas de retiros también se corresponde con la racha más prolongada desde que EPFR comenzó a seguir los datos en el 2000.
Los operadores en los mercados cambiarios también están apostando a mayores descensos conforme las contracciones económicas en Estados Unidos, Europa y Japón hacen que los inversionistas estén menos dispuestos a asumir riesgos. La volatilidad de las opciones sobre monedas desde el real brasileño hasta el won surcoreano frente al dólar está subiendo a un ritmo más veloz que aquellas para comprar o vender el euro y el yen, según JPMorgan Chase & Co.

Ver comentarios