Panamá a bajar el telón
Manuel Torres (5) es una de las esperanzas panameñas para vulnerar la meta estadounidense, este domingo. AFP- Nicholas Kamm/La República
Enviar

Panamá a bajar el telón

Copa Oro llega a su final con los canaleros soñando hacer historia

Mientras Estados Unidos está presto a disputar su novena final de Copa Oro, desde que se estableció el nuevo formato en 1991, los panameños acuden a su segunda, una gran conquista para un país del que hace poco más de una década se decía que practicaba un fútbol artesanal.
No obstante, los canaleros ya les protagonizaron a los de las barras y las estrellas una final de angustia, en 2005, que se definió por el azar de los penales y sin duda en esta revancha no esperan menos, aparte de un triunfo en 2011, 2 a 1, que les dice que su rival está al alcance. Sin duda panameños y estadounidenses han sido lo mejor de esta Copa Oro.
Han sido lo mejor porque los demás equipos centroamericanos no hicieron nada diferente a otras ediciones para merecer más; los del Caribe, algunos mostraron mejorías pero no les alcanzó y México fue la gran decepción, saliendo por la puerta de atrás, en un torneo en el que para algunos más bien llegó muy lejos, de acuerdo con lo que demostró.
Los panameños se dicen listos para el enfrentamiento con un portero seguro y experimentado como lo es Jaime Penedo; un emblema ofensivo, Blas Pérez y un delantero como Manuel Gabriel Torres, quien ha anotado cinco goles hasta el momento y disputa el título de goleador de esta Copa, todo sumado a un técnico inteligente, valiente y ofensivo como Julio César Dely Valdés, quien sabe que su equipo tiene mucho que ganar, en un partido como el de este domingo.
Sin embargo, el equipo de Jurgen Klinsmann, a quien el talento de Landon Donovan le ha dado el toque, al faltante que se le ha notado en las eliminatorias, viene a repetir otra jornada gloriosa.
Los estadounidenses son sin duda una máquina del fútbol y sin duda Panamá deberá aplicarse en defensa y “San” Penedo en su marco, para evitar otra copa para Estados Unidos.
Vale la pena reseñar que Klinsmann estará en el banquillo estadounidense, pese a haber sido expulsado en el partido ante Honduras, por el central costarricense Walter Quesada, debido a una decisión de Concacaf que dijo “estudiará” la expulsión pero el alemán no recibirá suspensión automática y puede apelar la decisión que tome esa organización.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios