Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



MAGAZINE


Palm Pre puede jugar en la liga del iPhone

| Lunes 08 junio, 2009



Palm Pre puede jugar en la liga del iPhone
El teléfono Palm es un estilizado dispositivo multimedia que iguala al iPhone en algunas áreas, y hasta lo supera en unas pocas

Si tiene un iPhone y le encanta, la nueva Palm Pre no hará que se deshaga de él. Pero si es uno de esos individuos tentados por la nueva generación de teléfonos inteligentes que aún no se han tirado a la piscina, vale la pena darle una buena mirada a la Pre.
El teléfono Palm, que sale a la venta el sábado en las tiendas Sprint y Best Buy de Estados Unidos, es un estilizado dispositivo multimedia que iguala al actual iPhone en algunas áreas, y hasta lo supera en unas pocas.
Si bien el Pre no carece de fallas, entre ellas una escasez de aplicaciones de terceros que funcionen en él, algunas de esas fallas serán superadas a medida que las noten los usuarios y, lo que es igual de importante, los productores de software.
Palm tiene un puesto de honor en la tecnología portátil. Su Palm Pilot fue uno de los primeros asistentes personales digitales exitosos.
Más recientemente, la compañía atravesó tiempos duros cuando competidores como Apple Inc. y Research in Motion Inc. la sobrepasaron con sus iPhones y Blackberries.
Pero la Pre —diseñada a partir de un nuevo sistema operativo llamado WebOS, y con una atractiva interfaz de pantalla táctil— cambia la suerte del partido.
La Pre se venderá por $199.
El dispositivo se siente sólido en la mano, más pequeño que el iPhone, pero más grueso. La terminación negra mate del dorso alberga la cámara de tres megapíxeles y un flash.
La pantalla es aún más impresionante cuando el teléfono está encendido. Es superbrillante y vívida, muy a la altura del iPhone y excelente para leer correo electrónico, ver vídeos y —con el tiempo, tal vez— disfrutar de juegos.
Deslice la pantalla hacia arriba y verá un pequeño teclado físico. Y realmente quiero decir pequeño: hace que el teclado de una Blackberry se sienta positivamente ergonómico en comparación.
Pero el Pre demuestra sus mejores virtudes cuando el teclado está cerrado. El aparato usa una metáfora de “tarjeta” para navegar por las aplicaciones, y uno puede hacer funcionar más de una por vez, navegando entre ellas con el golpe de un dedo.
De modo que si recibe un correo electrónico en que se confirma una cita, puede deslizarse a su calendario, entrar en él y volver enseguida a sus mensajes, algo que el iPhone actualmente no puede hacer.
Puede ampliar texto e imágenes con el mismo movimiento de pulgar e índice que usa el iPhone; y como en el iPhone, hay un acelerómetro, así que rotando la Pre 90 grados se le reorienta del modo de retrato a la visión horizontal.
Si no va a estar cerca de un tomacorriente, tal vez le convenga contar con una batería extra; a diferencia del iPhone, la batería es accesible y reemplazable.
Sorprendentemente, usa software de iTunes de Apple para sincronizar música, videos y fotos.

Estados Unidos
Bloomberg