Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Paliza para la historia

Walter Herrera [email protected] | Lunes 02 mayo, 2016

LaMarcus Aldridge con los Spurs mostró muchas variantes en ataque y Serge Ibaka no tuvo otra más que mantener su marca férrea. LAYNE MURDOCH-AFP/LA REPÚBLICA


Un análisis razonable dictaba que la semifinal de la Conferencia Oeste entre los Spurs de San Antonio (no.2) y el Thunder de Oklahoma (no.3) fuera la serie más competitiva de la postemporada, incluso teniendo diferentes contrastes en cuanto a historia y estilos de juego.
Naturalmente, los análisis fueron despedazados por la paliza 124-92 de San Antonio en el juego 1 el sábado anterior.
La victoria fue más brutal de lo que el marcador indica. En 8 minutos el marcador ya era 30-10 a favor de los texanos. Al llegar el final de la primera mitad, la pizarra mostraba un apabullante 73-40 y eventualmente llegaron a liderar el marcador por diferencia de 43 puntos.
Sí, 43 puntos.
Sería fácil decir que los Spurs jugaron en la cancha de sus sueños, donde la bola se sentía tan suave como la almohada, y tirando con la perfección de un arcoíris hacia una olla de oro.
Pero esta fantasía era diferente, el equipo mantuvo constancia y hambre implacable en ataque.
LaMarcus Aldridge lideró la cuenta con 38 puntos. Kawhi Leonard lo persiguió aportando 25 unidades, 5 rebotes y 5 asistencias en 22 minutos que pisó el rectángulo. Voraz como un tiburón blanco, mordiendo en defensa y se tragó la noche de un bocado.
Para OKC, Durant y Westbrook se fueron de paseo y combinaron 30 puntos.
Sin embargo, difícilmente se repita una catástrofe como la vivida en el AT&T Center y para el juego 2, San Antonio tendrá rival en frente.