Países se prepara para lo peor por desgaste griego
Enviar

Países se prepara para lo peor por desgaste griego

 Si suena la alarma por un impago griego, al menos hay un país que dice que está preparado.
Mientras Grecia se enfrenta con sus acreedores desde enero, Portugal vendió bonos a mayor plazo y redujo su endeudamiento para los próximos tres años.


El gobierno acumuló suficiente dinero para cumplir con sus obligaciones de deuda hasta fin de año y en marzo hizo un pago anticipado de préstamo al Fondo Monetario Internacional, con lo cual aprovechó la declinación de los costos crediticios luego de que el Banco Central Europeo anunciara un programa de compra de bonos.
“Portugal no estará desprevenido ante una situación de emergencia”, dijo el primer ministro Pedro Passos Coelho esta semana en Oporto, en el norte de Portugal. “Estamos preparados para cualquier situación de mayor volatilidad”.
En momentos en que Grecia se encuentra al borde de quedarse sin dinero y corre el riesgo de renegar de sus reembolsos del 30 de junio al FMI, Portugal se ocupa de asegurarse de no verse arrastrado en otra crisis de deuda procedente de Atenas. El país se vio obligado a seguir los pasos de Grecia e Irlanda y solicitar un rescate financiero en 2011.
La deuda de Portugal sigue siendo mayor que su economía y las tres principales agencias calificadoras continúan considerándola basura.
Pero el crecimiento económico se acelera y los ejecutivos de las empresas dicen que los mercados de crédito funcionan.
La canciller alemana Angela Merkel elogió esta semana a Portugal como un país que había aprendido a ponerse de pie con firmeza mediante medidas para sanear sus finanzas e instó a Grecia a hacer lo mismo.
“El mercado funciona, tanto los bancos como el mercado de deuda”, dijo José Freire, máximo responsable operativo de la firma editorial y emisora Impresa SGPS SA. “En 2011-2012 estaban cerrados.
En este momento el mercado es normal y sólo ha habido un incremento de las tasas de interés para los vencimientos a mayor plazo”.
Los bonos de Portugal a diez años rinden 3,11%, el doble que el 12 de marzo, en tanto los inversores se deshicieron de algunos activos de renta fija europeos y se prolongaba el enfrentamiento de Grecia con sus acreedores. El rendimiento ha trepado más de 18% en 2012.
Si los costos crediticios se vuelven más difíciles de sostener, el BCE tiene mayor margen para intervenir, según Cristina Casalinho, que está al frente de la agencia de deuda portuguesa IGCP. Portugal también ha instrumentado su propia “línea de defensa”, dijo.
“Los mecanismos existentes para proteger a los países europeos difieren mucho de los del pasado”, dijo Casalinho esta semana en una entrevista de SIC Noticias. “A veces la gente piensa que volveremos a una situación como la de 2011”.

Bloomberg


Ver comentarios