Enviar
Conflicto por importación de dos productos llevó a entablar segunda demanda contra República Dominicana
País ha llevado cinco quejas ante Organización del Comercio
Hasta el momento no hay ninguna acusación contra Costa Rica
Con la entrada en vigencia de tratados de libre comercio y acuerdos multilaterales, las oportunidades con el mundo se expanden, pero también se generan problemas, ya sea porque alguna de las partes no quiere cumplir con lo pactado, por malas interpretaciones de los textos o porque los países toman decisiones que afectan a terceros.
El caso más reciente de una demanda ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) fue hace unas semanas, en contra de República Dominicana. La medida se tomó porque este país decidió imponer un arancel del 38% a las importaciones nacionales de tejido tubular y sacos de plástico.
Estos productos deberían ingresar libres de aranceles de acuerdo con lo establecido en el acuerdo comercial firmado entre este país, Centroamérica y Estados Unidos (Cafta-DR por sus siglas en inglés).
Ante la medida arancelaria, El Salvador, Honduras y Guatemala decidieron entablar también una demanda.
“Llevar a República Dominicana al mecanismo de solución de diferencias demuestra el nivel de madurez que han alcanzado los países centroamericanos en la conducción de su política y en la defensa de sus intereses comerciales”, dijo Ronald Saborío, embajador de Costa Rica ante la OMC.
En el caso específico de esta demanda los dominicanos han manifestado que el Cafta permite gravaciones por periodo limitado y que lo que buscan con la medida es proteger a sus productores, explicó Ramón Fadul, ministro de Comercio de esa nación.
Esta es la segunda ocasión en que ambos países se enfrentan ante el organismo internacional, la primera fue hace cinco años por una comisión cambiaria que se aplicaba a productos locales.
La primera demanda que el país interpuso ante la OMC fue contra Estados Unidos en 1995 por restricciones a las importaciones de textiles, la cual se resolvió a favor de los nacionales.
Los dos casos siguientes fueron contra Trinidad y Tobago por medidas antidumping en contra de las importaciones de pasta nacionales. Este tipo de restricciones se imponen cuando una empresa exporta un producto a un precio que está por debajo de su valor en el país de origen.
Todas las demandas interpuestas (con excepción de la última que está en proceso) han sido resueltas y han tenido un resultado favorable para los nacionales, dijo el embajador.
Costa Rica además ha participado como tercero apoyando las demandas hechas por otros países, en los casos en los que tenía intereses especiales. Uno de los más sonados y que recientemente se resolvió es el denominado acuerdo de banano que puso fin a 20 años de disputas entre Europa y América Latina. Otro es el de productos tropicales, ambos fueron resueltos en diciembre de 2009 y contemplan fuertes rebajas arancelarias.

Angélica Zamora
[email protected]
Ver comentarios