Enviar
Sector productivo nacional percibe una tendencia de penetración de lo oriental
País vivió su primer año chino

• Además de la cultura y la gastronomía, los costarricenses se interesan cada vez más por aprender el mandarín

• Navieras aseguran que en el último año se ha percibido un aumento en las exportaciones de pescado hacia China

Carlos Jesús Mora
[email protected]

Aunque en Costa Rica no se suele poner nombres a los años, como sí lo hacen los chinos con el de la Rata, el Cerdo o el Perro, este podría pasar a la historia como un periodo en el que la cultura oriental se impuso en el mercado y las tendencias de consumo costarricenses.
Tras el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre el país y la República Popular de China el 1° de junio del año anterior, el interés por lo chino parece haber cobrado mayor fuerza entre los costarricenses, lo que se refleja en los viajes hacia esa nación, las escuelas de idiomas, la gastronomía y el arte.
Aunque en el comercio el auge ya se había hecho notorio con la creciente importación de vehículos y productos chinos, lo cierto es que la oficialización de vínculos ayudó a marcar una “orientalización” en el mercado.
María Hon, propietaria del restaurante Tin Jo en San José, aseguró que en su establecimiento como en otros de sus coterráneos, se percibe una mayor afluencia de clientes, motivada por el interés de conocer más de cerca platillos chinos y el uso de utensilios.
Paralelamente al acercamiento bilateral y al anuncio de inversiones chinas que podrían llegar al país, se ha percibido interés de personas hacia escuelas de idiomas en donde se imparte el mandarín.
“En este año hemos experimentado un aumento en la demanda de personas que quieren estudiar este idioma, impulsadas por los beneficios que podrían tener en un trabajo, más que todo son adultos, pero también niños”, comentó Maria Vittoria Gigli, directora de la escuela de idiomas Cristoforo Colombo.
Pero el interés de los costarricenses por la cultura china ha ido más allá, en los últimos meses se ha percibido un mayor afán de los costarricenses por viajar a China.
Viviana Meza, gerente de Mercadeo de la agencia de viajes Terra Nova, aseguró que actualmente la empresa realiza dos viajes al año hacia ciudades como Pekín y Shanghái, pero que de igual manera se cotizan viajes fuera de las fechas con itinerarios.
El intercambio comercial ha experimentado un repunte en este primer año de relaciones diplomáticas, las exportaciones y las importaciones aumentaron un 30% y un 34% respectivamente.
En el caso de las exportaciones pasaron de $1.409 millones en 2006 a $1.803 millones en 2007. Entre tanto las exportaciones de $618 millones a $829 millones en el mismo lapso.
El empresariado nacional importa de China principalmente textiles, aparatos eléctricos y calzado, este último representa un 6,4% del total de bienes traídos, ocupando el tercer lugar en importancia.
“El calzado chino es bueno, en este primer año hemos aumentado nuestras importaciones, pues las relaciones diplomáticas dieron un poco más de facilidades, este producto es muy cotizado en el mercado nacional”, aseguró Héctor Bonilla, encargado de compras de zapaterí
as Zapato y Zum - Zum.
Los circuitos integrados y las microestructuras electrónicas —principalmente elaboradas por Intel— representan el grueso de las exportaciones hacia China, sin embargo, los ejecutivos de navieras que operan en el país aseguran que en los últimos meses se ha incrementado el envío de otros productos.

“Lo que más se envía son los circuitos y chatarra, pero hemos percibido un aumento en el transporte de tiburón y otras clases de pescado; es variable, depende del mes”, argumentó Guillermo Baltodano, representantes de la naviera ILG Logistic.

Ver comentarios