Enviar
Gobierno intenta apurar estrategia comercial para aprovechar su condición de único país del istmo con el que tiene relaciones diplomáticas
País procurará ser el “pie” de China en la región

• Autoridades centrarán plan en posicionar imagen como centro de operaciones para exportar o atender otras regiones del continente
• Inversionistas chinos esperan que Costa Rica les presente proyectos en los cuales puedan participar

Israel Aragón
[email protected]


Con base en la premisa según la cual “el que pega primero pega más duro”, Costa Rica pretende sacar el máximo provecho al hecho de ser el único país centroamericano que mantiene relaciones diplomáticas con China, máxime que las autoridades del gobierno consideran que esa condición no durará mucho tiempo más.
Por ello ha intensificado las acciones con miras a posicionarse entre los inversionistas chinos como una nación ideal para la apertura de centros de operaciones, desde los que se atiendan mercados en otras latitudes del continente.
Este será el eje central de la estrategia nacional para la promoción de inversiones chinas aquí, a través de charlas a empresarios y actividades de negocios que formarán parte de una campaña de imagen país.
Esta campaña se basará en cinco pilares fundamentales, que serán el poseer una mano de obra altamente calificada a costos competitivos, una ubicación geográfica ideal para atender los mercados del Norte y el Sur de América, una franja horaria igual o muy similar a la de Estados Unidos y Suramérica, poseer esquema de incentivos con las zonas francas y brindar acceso a importantes mercados gracias a los tratados de libre comercio.
“Hay que ser realista en el sentido de que el mercado costarricense es diminuto para las empresas chinas, donde hay ciud
ades de más de 10 millones de habitantes, por lo que el interés de Costa Rica es aprovechar acuerdos comerciales para que los inversionistas atiendan otros mercados mayores desde aquí, que usen el país como plataforma o centro de servicios”, dijo Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
La Promotora de Comercio Exterior (Procomer) y Ruiz, en su condición de ministro del ramo y presidente de la organización, realizaron una gira por Singapur y China la semana anterior en la que ofrecieron varias charlas a inversionistas sobre el clima de negocios en el país y mantuvieron reuniones con empresarios de diferentes sectores.
También se expuso en una presentación el sistema de concesión de obra pública, luego de la cual “tres compañías de alto nivel mostraron interés en participar en proyectos licitatorios de alto calibre en el país”, expresó Ruiz.
No obstante, en el país este sistema aún no ha dado los frutos esperados, pese a que ya cumplió diez años de haberse puesto en funcionamiento.
Mucha de la inversión se relaciona con materias primas básicas, con la industria minera y petrolera; sin embargo, también poseen importantes empresas en el área de alta tecnología y de mayor valor agregado, las que le interesan a Costa Rica.
“La industria tecnológica y electrónica es importante. Vemos una gran posibilidad de encadenamientos productivos, atraer suplidores de empresas costarricenses de zona franca, sobre todo en campos electrónicos y tecnológicos. T
ambién en el campo hotelero hay empresas importantes”, agregó el Ministro.
Emmanuel Hess, gerente de Procomer, quien también viajó a China, afirmó que Costa Rica “no se está posicionando como un país que ofrezca sus recursos naturales para explotación; el país ofrece acceso a mercados, lo cual beneficia a una nación como China, que todavía no tiene un tratado de libre comercio con Estados Unidos y que nosotros vamos a tener, pues ellos necesitan conferir origen a través de un país que posea un acuerdo comercial y con el que ellos además hayan establecido relaciones comerciales”.
Hess considera que no puede asumirse que esa ventaja que no tienen los demás países de Centroamérica se vaya a mantener en el futuro próximo, “pues es una realidad que (China) está creciendo al 10% anual, que sus consumidores se vienen sofisticando y que es sorprendente su capacidad de consumo”.
Estas razones han hecho que el mercado chino empezara a cautivar la política exterior del país y que procure ser diligente en inspeccionarlo.
Hess aseguró que “en China existe mucho interés en conocer proyectos específicos de inversión y en esto creo que las cámaras del sector privado nos deben ayudar a elaborar una cartera de proyectos”.
“Existe un interés real de
inversión por parte de los chinos, pero esperan una actitud proactiva por parte de los costarricenses y que se les presenten las iniciativas”, agregó.
También este año varias instituciones privadas de las subregiones de China han visitado suelo nacional con miras a utilizarlo como plataforma regional, pues buscan salir individualmente del país a promover negocios y recibir así parte del beneficio de otras zonas más desarrolladas, como Shanghái.
Costa Rica también ve en China una plataforma de entrada al resto de Asia, especialmente a mercados como el de la India, Singapur y Corea del Sur, aspectos en los que trabajan la oficina de promoción comercial en China y los embajadores de los respectivos países asiáticos.
“Estamos en una situación en que los países desarrollados viven una desaceleración, y en ese sentido debemos volvernos más agresivos en mercados que están creciendo a ritmos mayores, cono China y la India, que ronda en 8%”, manifestó Hess.
Ver comentarios