Enviar
Acuerdo para plan fiscal entre PAC y Liberación genera rencillas en la oposición
Pacto Chinchilla-Solís fractura Alianza

Nueva reforma fiscal será presentada la próxima semana

La propuesta de reforma tributaria alcanzada tras el pacto entre la presidenta Laura Chinchilla y Ottón Solís, fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC), generó una fractura a lo interno de la Alianza por Costa Rica.
El acuerdo alcanzado por el PAC y Liberación Nacional (PLN) para aprobar un paquete de impuestos que contenga el déficit fiscal del país fue catalogado por varios legisladores opositores como “un golpe” al compromiso que habían firmado desde el anterior 1° de mayo.
Esto debido a que la fracción rojiamarilla venía negociando desde hace diez meses con el Gobierno, a espaldas de la Alianza.
“El PAC actuó de manera poco transparente y nos estuvo engañando durante muchos meses. En las reuniones de jefes de fracción y presidentes de partidos, decía una cosa y por la espada hacía otra. Esto es un golpe, que si bien no podemos decir que es letal, sí requerirá que sea conversado y analizado”, dijo Luis Fishman, jefe de fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC).
No obstante, una ruptura sin remedio al trato rubricado por el PAC, el PUSC, el Movimiento Libertario, Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) y el Frente Amplio, aún está por verse, pues este aspecto no será tratado hasta la reunión de la Alianza, la próxima semana.
Los socialcristianos fueron quienes se mostraron más dolidos, mientras que las otras fracciones mantuvieron una postura más mesurada y esperarán al encuentro de la semana entrante, para discutir a fondo la forma como Solís pactó con Chinchilla.
Ello en razón de que a tan solo ocho días del encuentro entre el líder del PAC y la mandataria y tras meses de negociaciones, ayer se anunció que el gobierno presentará por tercera vez un texto de reforma fiscal.
Solo que esta vez, desempolvando algunos aspectos del proyecto propuesto durante la legislatura del entonces presidente Abel Pacheco (2002-2006) y que la Sala IV se había traído abajo por cuestiones de forma.
Los nuevos aspectos del plan fiscal responderían a solicitudes realizadas en su mayoría por el PAC, tomando en cuenta que el Gobierno accedió a cumplir 16 de los 18 puntos propuestos por esta fracción para darle luz verde al paquete de impuestos, que tanto ha insistido Chinchilla.
El nuevo texto será presentado la próxima semana e incluirá entre otros puntos, una renta mundial y global, el pago de tributos por parte de las zonas francas y una ampliación de los bienes y servicios que integran la canasta básica.
“La reunión con don Ottón fue muy importante y trascendental para que este acuerdo se alcanzara, estamos muy contentos por la actitud del PAC. Obviamente, este acuerdo no solo es un bien para el país, sino que también le quita una presión al Gobierno”, manifestó Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia.
Ayer también se reafirmó el compromiso de darle un trámite expedito a este proyecto de ley, una vez que llegue al Congreso, mediante una moción, vía artículo 208 bis.
Gestión que permitiría evitar “carretillos de mociones”, que impidan su aprobación, tomando en cuenta que limita los tiempos de discusión y los plazos para recibir y conocer modificaciones al texto.
Sin embargo, para que se apruebe su trámite expedito se requiere el aval de 38 de los 57 diputados, cantidad que entre el PAC y el PLN no alcanzan, ya que en conjunto suman 35 votos, por lo cual, Benavides espera contar en los próximos días con el apoyo de los cuatro legisladores del PASE.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios