Pacientes con cáncer de pulmón se duplican
El 85% de los casos de cáncer de pulmón se detecta tardíamente”, explicó Luis Alberto Corrales, especialista en Oncología Torácica del Policlínico San Bosco. Esteban Monge/La República
Enviar

Riesgo aumenta por fumar y respirar aire contaminado

Pacientes con cáncer de pulmón se duplican

Preocupa mutación en jóvenes en Día Mundial contra la enfermedad

Tener una tos por más de tres semanas y episodios repetitivos de neumonía pueden ser sinónimo de un resfriado mal tratado o de un padecimiento más grave como cáncer de pulmón.

201411142325020.n33.jpg
Si aparte de estas molestias, la persona presenta dificultad para respirar, pérdida de peso, cansancio, menos apetito, dolor en el tórax y ronquera, es momento de visitar al médico.
Cada vez es más frecuente enfrentar este padecimiento. Actualmente se registran 363 nuevos casos por año en el país, lo que duplica la cantidad que se registraba en 2000.
Se proyecta que a 2015, la detección se incrementará a 413 nuevos casos por año.
“Los síntomas dependen de cuán afectada está la zona. Hay tumores que no van a dar ningún síntoma, por eso es el cáncer con mayor mortalidad, el 85% se detecta tardíamente”, explicó Luis Alberto Corrales, especialista en Oncología Torácica del Policlínico San Bosco.
El próximo lunes será el Día Internacional del Cáncer de Pulmón y una de las mayores preocupaciones es el incremento de la incidencia entre jóvenes no fumadores y adultos entre los 30 y 40 años.
“Se han venido aplicando medicamentos contra este tipo de mutaciones y con efectos secundarios no tan severos como la quimioterapia”, agregó Corrales.
Si se excluyen estos casos y los relacionados con la exposición a radiación y a la contaminación atmosférica, quedarían los fumadores.
“Hay una relación directa entre el historial del fumado y el cáncer. El pulmón no se regenera como lo hacen otros órganos como el hígado, en una enfermedad temprana lo que se puede hacer es quitar una parte”, explicó Corrales.
Un examen físico donde se puedan revisar los síntomas y la exposición a factores de riesgo constituye un primer paso. Adicionalmente, se puede recurrir a una radiografía de tórax, una broncoscopia e incluso una biopsia.
Aparte del cáncer, está la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, que es conocida como bronquitis crónica y enfisema.
“Los afectados por enfermedades pulmonares crónicas se ahogan al realizar la menor actividad, luchan por mantenerse físicamente activos y corren el riesgo de morir prematuramente”, comentó Luis Ugalde, neumólogo del Hospital Clínica Bíblica.
Los pacientes que sufren el padecimiento pueden mejorar su calidad de vida con una valoración médica adecuada, control periódico, espirometría, rehabilitación pulmonar, vacunación y dejando el fumado, recalcó Ugalde.

María Siu Lanzas
[email protected]

Ver comentarios