Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Paciencia se agota en un Cartaginés que muere fiel a su estilo

Walter Herrera [email protected] | Martes 11 septiembre, 2018

Las condiciones del clima no le permitieron a Manfred Rusell dominar el medio campo para Cartaginés aunque tuvo un remate que golpeó el horizontal.
Las condiciones del clima no le permitieron a Manfred Rusell dominar el medio campo para Cartaginés aunque tuvo un remate que golpeó el horizontal. Facebook Cartaginés/La República


Hasta el momento ni los marcadores ni la posición en la tabla han reflejado el progreso que ha tenido el cuadro brumoso de un torneo a otro.

A pesar de haber caído el domingo anterior frente a Saprissa 1-0 en casa, caer a la octava posición y sumar una sola victoria en nueve fechas del campeonato, el conjunto Cartaginés de Paulo César Wanchope es diferente al del Clausura 2018, un equipo sin ideales de juego ni profesión.

En el torneo anterior los de la Vieja Metrópoli quedaron en el último puesto, anotaron solo 16 dianas y recibieron 32. Además solo ganaron un juego de 22, empataron nueve y cayeron en 12 oportunidades.

Esta temporada los brumosos tienen reglas bien claras, entre las que destaca el salir jugando en los saques de puerta y evitar el pelotazo desde atrás.

Ante los morados los blanquiazules enfatizaron este aspecto, sin importar que tenían en frente al campeón nacional y fieles a su estilo intentaron jugar de pie a pie, empezando por el guardameta Darryl Parker.

Es más, esta ambición le trajo muchos problemas y por poco sus buenas intenciones tienen un desenlace fatal con robos precisos de los delanteros saprissistas.

Lamentablemente, este avance que se ve juego con juego e intento por dar un mejor espectáculo sobre el terreno debe ir de la mano con buenos resultados, especialmente en un campeonato corto de 22 fechas, donde una seguidilla de tropiezos no dan chance para reponerse en la tabla de posiciones.

Cartaginés en el primer tiempo se mostró de esta manera, incluso en una cancha que no lo permitió por la cantidad de agua que cayó horas antes y durante el encuentro.

Sin embargo, poco a poco la desesperación y la impotencia de sumar de a tres se apoderan de los jugadores, afición y cuerpo técnico.

“Uno se preocupa y los jugadores también, ellos no pueden bajar la cabeza. Creo que estamos cerca de encontrar la victoria por la forma en que estamos jugando, pero no podemos desesperarnos, aunque es momento de apretar un poquito en todo. Necesitamos buscar esa victoria a como sea”, señaló Wanchope, técnico del Cartaginés tras el encuentro.

En las nueve fechas del certamen los brumosos apenas tienen una victoria, seis empates y dos derrotas, estas últimas por la mínima en el marcador.

Pequeños detalles a la hora de definir los tienen al borde de la victoria pero sin éxito de alcanzarla. En defensa el equipo es sólido, es el tercer equipo con menos goles recibidos (10) solo por detrás de Saprissa (4) y Pérez Zeledón (8).

Sin embargo, en el campeonato local son ínfimas las oportunidades para realizar “procesos” que perduren en torneos que no perdonan la falta de claridad.

En Cartago deberán pensar en su zona ofensiva y aprovechar las múltiples opciones que genera Paolo Jiménez, quien ha colocado una importante cantidad de asistencias, desequilibrando por los costados.

Dependerá de Wanchope si esta “urgencia” los hará tomar medidas drásticas y alejarse de su estilo de juego por uno más directo en necesidad por clasificar o al menos acercarse a esa zona.