Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



NACIONALES


PAC es un ajedrez

Esteban Arrieta [email protected] | Viernes 17 mayo, 2013



Mueven fichas precandidatos para sacar provecho

PAC es un ajedrez

Tipo de convención inclinaría balanza hacia uno u otro aspirante

Como una partida de ajedrez. Así será la Asamblea Nacional del PAC de este fin de semana para los cinco precandidatos del partido.
Quien logre mover sus fichas para convencer a los 80 delegados durante la encerrona rojiamarilla, tendrá en buena teoría, las mayores posibilidades de ser el próximo candidato de la agrupación.
La manzana de la discordia entre los precandidatos está relacionada con el tipo de convención que se llevará a cabo para elegir al candidato oficial para los comicios de 2014, pues ese acuerdo podría inclinar la balanza a favor de uno u otro de los aspirantes.
Esto, porque si es abierta —utilizando el padrón del TSE— la principal beneficiada será Epsy Campbell, de acuerdo con la más reciente encuesta de CID Gallup para LA REPÚBLICA de mayo.
No obstante, si los rojiamarillos deciden designar a su candidato en familia —únicamente con las personas afiliadas al partido—, Campbell podría ser derrotada por otros precandidatos con una mejor estructura interna como Luis Guillermo Solís y Juan Carlos Mendoza.
Dichos aspirantes no solo lanzaron sus precandidaturas antes, sino que también controlan la Asamblea Nacional del partido, al haber nombrado una mayor cantidad de delegados.
Por otra parte, la exdiputada Campbell tiene a lo interno del partido fuertes detractores, quienes le recriminan la consultoría que brindó al gobierno anterior con fondos del BCIE y, más importante aún, el abandono de la campaña política anterior, tras ser derrotada en las urnas por Ottón Solís en la contienda interna.
Debido a estas razones, la exlegisladora aboga por una elección abierta, en la cual solo se necesite la cédula de identidad para votar.
La contienda abierta a todo el electorado requiere una mayor organización y por supuesto una erogación partidaria que podría superar los ¢300 millones, ya que se debería garantizar material electoral para 3 millones de votantes en todo el país.
“No debemos tener miedo de asumir grandes retos, pero sí estamos obligados a hacer un análisis autocrítico, sereno, realista y prudente sobre el momento actual del Partido. Es claro que no hay tiempo, ni dinero para hacer una campaña abierta interna”, expresa Luis Guillermo Solís.
Ante esta situación, plantea que los 80 delegados del PAC avalen una convención de estructuras, en la cual puedan participar unas 8 mil personas.
Se trata de los miembros de los comités distritales, cantonales y provinciales, los representantes de la Asamblea Nacional, así como el Comité Ejecutivo Nacional, la Comisión Política y las coordinaciones de las comisiones especializadas.
Asimismo, participarían en la elección los representantes de la Juventud, los Tribunales Partidarios, los diputados y las autoridades de los gobiernos locales.
Esta propuesta cuenta con el aval de Ronald Solís, también precandidato, bajo la condición de que tengan el derecho a votar todas las personas que ocuparon esos cargos anteriormente.
Cualquiera de las dos propuestas dejan en estado de indefensión a Campbell, por lo que se espera un fuerte pulso en la Asamblea del PAC.


Esteban Arrieta
[email protected]