Ottón Solís: “Gobierno es un monstruo de mil cabezas en el área social”
“Para reducir la pobreza, hay que hacer ajustes, por medio la fusión de instituciones, eliminando las duplicidades y la descoordinación”, dijo Ottón Solís. Archivo/La República
Enviar

201601252126010.recuadro-8.gif
Mejorar la eficiencia en la lucha contra la pobreza y eliminar la duplicidad de funciones que genera un “despilfarro de recursos”, son los objetivos de Ottón Solís, diputado del PAC, que presentó un proyecto para cerrar el IMAS, el Fondo Nacional de Becas, el INVU, el Ministerio de Vivienda y el Inder, con la intención de agruparlas en una sola institución de bienestar social.
La propuesta conocida como “C.E.R.R.A.R.” generaría un mínimo de ¢60 mil millones adicionales para luchar contra la pobreza, al cerrar un indeterminado número de plazas y concentrar toda la labor social en una sola institución, según cálculos hechos por el diputado.
“El gobierno es un monstruo de mil cabezas ineficiente, que no ha logrado reducir la pobreza, a pesar de que el gasto para este sector ha aumentado en un 14% en términos reales”, asevera Solís.


¿Qué le impulsa a presentar un proyecto como este?

El fracaso en las políticas de Estado para combatir la pobreza, ya que desde 1990 ese índice se mantiene estancado, sin importar que Costa Rica es una de las naciones que más invierte en esta área.
Solo entre 2010 y 2015 los recursos para atender a esta población aumentaron en un 14% en términos reales y a pesar de eso, la pobreza extrema pasó del 5,8% al 7,2% de las familias del país. Esto quiere decir que no estamos gastando eficientemente y eso hay que corregirlo.
 

¿Hay duplicidad de funciones en las instituciones que pretende cerrar?

En varias ocasiones los diagnósticos del Estado de la Nación, la Contraloría y otros han identificado una duplicidad de funciones en varios sectores y más importante aún, la necesidad de dar pasos para cambiar esa situación.
 

¿Entonces no se trata de gastar más para atender la pobreza, sino gastar mejor?

Correcto, hay que buscar la eficiencia con los recursos públicos para el beneficio de la población, ya que la dispersión actual desfavorece la atención de los beneficiados.
Todo el mundo debería matricularse con este proyecto, sobre todo, si consideramos que hoy día tenemos un monstruo de mil cabezas ineficiente en el área social.
 

¿Por qué le puso “C.E.R.R.A.R.” al proyecto a pesar de su connotación negativa?

Simplemente porque a la población hay que decirle la verdad y no andar con medias tintas.
Para reducir la pobreza, hay que hacer ajustes, por medio la fusión de instituciones, eliminando las duplicidades y la descoordinación.
Tenemos que evitar también que mucho del dinero que hoy se gasta en el pago alquileres y salarios de altos jerarcas con toda su comitiva, se destine ahora a luchar contra pobreza.
 

¿Al cerrar todas esas instituciones se reduce el presupuesto para la atención de la pobreza?

No, para nada, ya que el Ministerio de Asistencia Social haría la labor de todas esas dependencias estatales, con una mejor coordinación y control.
 

¿Al fusionar esas instituciones a cuánto ascendería la ganancia para combatir la pobreza?

Estimamos que serían unos ¢60 mil millones como mínimo.
 

¿Cuántas plazas se recortarían con la fusión?

No lo sé, pero sí habría un recorte de personal. El proyecto incluye una transferencia para quienes vayan a ser despedidos, además, obviamente de las prestaciones legales.
 

¿Qué les diría usted a las personas que perderían el empleo en momentos en que conseguir trabajo es difícil?

No son muchas las personas que perderán su empleo.
 

¿Qué opina de las críticas al proyecto lanzadas por sindicatos y algunos diputados?

Espero que cuando estudien la iniciativa a profundidad cambien de opinión, ya que este plan no elimina un solo programa de la política social actual, sino que lo ordena todo, garantizando una mejor administración y más recursos para atacar la pobreza.
 

¿Cuenta el proyecto con el respaldo del presidente Solís?

Quisiera que fuera así. En lo personal he conversado con Sergio Alfaro, ministro de la Presidencia, y él me señaló que iban a estudiarlo, mientras que con los otros partidos no he conversado a profundidad.
 

¿Tiene este proyecto mucha cercanía con los postulados del Movimiento Libertario?

Los libertarios tienen una ideología que pretende quitarle funciones al Estado, mientras que mi proyecto busca una mejor gestión de los recursos estatales, manteniendo el trabajo del Gobierno en el área social.
 

¿Presentará un proyecto similar para otras áreas?

Ya estamos trabajando en un plan para unificar a todas las superintendencias, ya que en el sector financiero tenemos cuatro instituciones con salarios superelevados, al considerar que Costa Rica es un mercado financiero pequeño que se podría administrar bajo la guía de una sola institución.

Ver comentarios