Otto Guevara: “Frente Amplio y sindicatos cogobiernan”
“Lo que no entendemos es como el Presidente, sus diputados y los ministros, dicen todos los días que el déficit no es tan grave y que sí hay dinero para todos los gastos irresponsables que hacen”, indica Otto Guevara, jefe de fracción del Movimiento Libertario. Esteban Monge/La República
Enviar

Critica a Presidente por orientar a Costa Rica hacia la izquierda

Otto Guevara: “Frente Amplio y sindicatos cogobiernan”

Legislador libertario pide a empresarios no ser “timoratos”

Tres meses son suficientes para Otto Guevara, legislador del Movimiento Libertario, para asegurar que Costa Rica va hacia el despeñadero.
El rumbo socialista que ha tomado el país desde que Luis Guillermo Solís es presidente, traería un mayor desempleo, el cierre de negocios y múltiples calamidades económicas.


201409130007370.n1.jpg
“Lo que no entendemos es como el Presidente, sus diputados y los ministros, dicen todos los días que el déficit no es tan grave y que sí hay dinero para todos los gastos irresponsables que hacen”, indica Otto Guevara, jefe de fracción del Movimiento Libertario. Esteban Monge/La República
Nuevos impuestos al sector turismo, la retención adelantada del impuesto de renta y el proyecto antievasión, son medidas que desincentivan al sector productivo.
En contraposición, el gobierno abre la llave del gasto para favorecer intereses sindicales, lo cual hace pensar al diputado, que el Frente Amplio y los grupos de presión, cogobiernan en Costa Rica.


¿Considera que el Gobierno aprieta al sector productivo, mientras que al mismo tiempo es laxo con el gasto en el sector público?
Lo que ha mostrado don Luis Guillermo en estos meses es preocupante. Ha promovido de forma irresponsable el gasto, para favorecer a los trabajadores del sector público, sin tomar en cuenta que este grupo apenas representa un 15% de la masa laboral y que los burócratas ya ganan 2,5 veces más que sus homólogos en el sector privado. En estos meses, vemos cómo el Gobierno asfixia al sector productivo, para transferirle recursos a un sector público que no produce riqueza.

¿Cuáles serán las consecuencias de estas medidas?
Esta mala administración se traducirá en poco tiempo en la pérdida de empleos, el cierre de empresas, la pérdida de grados de inversión, el aumento del déficit y una inferior recaudación tributaria.


Para el Presidente sus medidas son un viraje al centro para restablecer un “auténtico Estado Social de Derecho”, ¿qué opina?
Lo que está haciendo el mandatario es entregándose al Frente Amplio y a los sindicatos del sector público. Una vez en el poder, don Luis muestra su cara verdadera y sus intenciones. Este es un gobierno estatista, socialista, izquierdista, con serios prejuicios para quien produce riqueza por medio de la empresa privada.

¿Cogobiernan el Frente Amplio y los sindicatos?
Así es y nos preocupa que el PUSC también apoya ese cogobierno. Eso quedó claro cuando su fracción apoyó un plan para permitir las huelgas en servicios públicos esenciales, asimismo, para nadie es un secreto que algunos ministerios están en manos de ese partido. Todos esos partidos, influenciados por la izquierda, están hermanados en la Asamblea Legislativa y en la agenda país.

¿Se equivocaron entonces los analistas y la oposición al indicar que este gobierno no tenía rumbo?
Señalamos que no había rumbo en la dirección deseada por nosotros, cuando en realidad, si hay una meta clara que es llevar al país hacia la izquierda, con todas las típicas características que lo acompañan, como son la desaceleración de la economía, el aumento del desempleo y la promoción del gasto público.
El Presidente cree que metiéndole más y más plata al sector público, se resolverán todos los problemas del país, para después esperar el acto mágico, de que el sector privado produzca los ingresos que requieren para sostener el elefante gigante que es el sector público.


¿Tiene el país suficiente dinero para fondear el aumento del sector público y el incremento para las universidades?
Por supuesto que no. Lo que no entendemos es como el Presidente, sus diputados y los ministros, dicen todos los días que el déficit no es tan grave y que sí hay dinero para todos esos gastos.

¿Pasará el proyecto del IVA que enviará el gobierno al Congreso en 2015?

201409130007370.n111.jpg
Conmigo pegan contra pared. Este servidor usará todas las herramientas que el reglamento parlamentario le dé, para oponerse a ese plan, sobre todo, cuando hay un presupuesto nacional desbordado. Los costarricenses no aguantan más impuestos.

Usted debatió en varias ocasiones con el mandatario en campaña, ¿cree usted que él cambió el discurso en relación con la contienda electoral?
Don Luis engañó y estafó a los costarricenses de muchas formas. Él y el PAC ofrecieron al electorado ciertas características que en el ejercicio del poder no respetan. No solo porque se presentaron como un partido de centro, sino porque también supuestamente eran éticos, y al final, terminaron como el partido más gastón, con fuertes dudas de transparencia de como manejaron los fondos de campaña y por si fuera poco, hicieron muchos nombramientos basados en relaciones de amistad y no en un concurso público. Por otra parte, nunca se dio el cierre del Conavi, ni de la DIS como prometieron al electorado. El problema es que mucha gente votó por ellos, porque creían que eran de centro.

¿Por qué los sectores productivos no han alzado la voz con fuerza para denunciar ese viraje a la izquierda?
El sector productivo siempre ha sido timorato, no obstante, la preocupación ya es evidente entre los empresarios. Vea por ejemplo que Canatur, la Cámara de Hoteles y Protur, trabajan juntos por primera vez para evitar el impuesto del 13%, por otra parte, la UCCAEP reacciona más rápidamente.


¿Debe ser más beligerante el sector productivo?
Es la única forma de defender al país para que no se vaya al despeñadero. Tienen que golpear la mesa más fuerte para señalar las inconsistencias y, al mismo tiempo, ayudar a estructurar una agenda de trabajo nacional para resolver los problemas estructurales.


El Presidente convocó a un diálogo político a mediados de mes, ¿teme que sea un show del mandatario?
Hay una gran presión después del informe de 100 días, porque él no ha tenido un diálogo fluido con los sectores productivos y la oposición, entonces, el llamado a conversar en estos días, es la reacción presidencial, para después decir que cumplió. Me da miedo que sea un show para las cámaras, sin embargo, yo esperaría que esto no sea así, y al final, podamos construir un acuerdo nacional sobre diferentes temas.


Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR


Ver comentarios