Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NACIONALES


Otro Solís reinventó el PAC de Ottón

Esteban Arrieta [email protected] | Martes 14 octubre, 2014

En campaña política, Luis Guillermo Solís y Ottón Solís defendieron una sola idea, ahora, tienen posturas diferentes en algunos temas.Archivo / La República


Oposición, analistas y partidarios afirman que gobierno no respeta valores históricos del partido

Otro Solís reinventó el PAC de Ottón

Consultorías, publicidad y gastos en campaña representan divergencias ideológicas

Seis meses son suficientes para que la oposición, analistas y algunos partidarios de Acción Ciudadana aseguren que este no es un gobierno “PAC”.
De la mano de Luis Guillermo Solís y algunos de sus colaboradores más cercanos, como Víctor Morales, Melvin Jiménez y Mariano Figueres, ese partido se ha alejado de compromisos históricos y se ha reinventado a pasos acelerados.
Eso no necesariamente es negativo, porque explica un crecimiento de la agrupación política, explica Vladimir de la Cruz, analista político.
Sin embargo, sí es claro que poco a poco van quedando atrás los fundamentos y los códigos de conducta que enarboló Ottón Solís hace 14 años, cuando fundó el PAC.
Una serie de supuestas incoherencias entre lo prometido por el mandatario en la contienda electoral y lo que está haciendo en el ejercicio del poder, son pruebas para quienes señalan a Luis Guillermo como el arquitecto político del “nuevo PAC”.
El haber utilizado toda la deuda política, la negativa a cerrar la DIS, el desacato al código de ética, la promoción de un presupuesto estatal con un 47% de deuda y el apoyo para un diputado cuestionado penalmente, son algunos de los hechos que causan confusión en la arena política nacional y desilusionan a algunos votantes históricos del PAC.
Otro de los temas que han causado controversia es el eventual aumento en el número de asesores para los diputados. Por un lado, legisladores cercanos al mandatario, como Emilia Molina, quieren tres o cuatro colaboradores, mientras Ottón insiste en que hay un código de ética firmado y que los asesores no pueden ser más de dos.
Durante tres campañas consecutivas bajo el liderazgo del fundador, el PAC se mostró como una agrupación que privilegió la ética y la transparencia como sus estandartes, y ahora, los opositores aprovechan cualquier oportunidad para señalarle al Presidente las supuestas incoherencias y diferencias con ese discurso.
¿Le robaron el partido a Ottón?, ¿vive el fundador del PAC su peor pesadilla política?, ¿habrá una ruptura definitiva entre los Solís?, ¿qué consecuencias tiene esto para la aprobación de leyes?, son algunas de las preguntas que LA REPÚBLICA planteó a líderes políticos y analistas.
Con respecto a estas interrogantes, el líder histórico prefirió no responder al cuestionario, por estar abocado a la discusión del presupuesto, una lucha que lo enfrenta con el Gobierno para lograr un recorte superior a los ¢307 mil millones para el otro año.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR