Enviar
Otro derbi celeste
A Luis Enrique se le atraganta de nuevo el clásico capitalino

Esta temporada al Roma del técnico español Luis Enrique se le han atragantado los derbis, pues de nuevo, igual que en la primera vuelta, perdió 2-1 contra la Lazio, que se coloca tercero en solitario en la clasificación.
Desde que llegó a Roma, al técnico español le han recordado continuamente la importancia de este partido, cuya victoria vale casi como un campeonato.
Y si los "tifosi" del Roma parecía que habían perdonado a Luis Enrique sus últimas importantes derrotas, incluso los 4 goles encajados ante el Atalanta en la última jornada, será muy difícil que olviden la temporada 2011-2012, en la que no ganaron ni un derbi.
Además, con esta derrota, el equipo "giallorosso" puede decir adiós al tercer puesto al que aspiraba para optar a jugar la Liga de Campeones la próxima temporada.
El Lazio parece haber olvidado su "semana negra" tras la eliminación de la Liga de Europa a manos del Atlético de Madrid y las amenazas de dimisión de su técnico, Edy Reja, y ahora se coloca tercero en solitario debido al empate del Udinese.
El derbi comenzó con una jugada que marcó el encuentro, ya que en el minuto 7 el alemán Miroslav Klose provocó un penalti y el árbitro decretó la expulsión del portero romanista Stekelenburg, lo que dejó al Roma en 10 jugadores.
Luis Enrique lamentó "que este episodio acabó con todo" lo que habían preparado durante la semana, y con ironía subrayó que le gustaría "jugar un derbi con once", ya que en el anterior también acabaron con un hombre menos.
La Roma reaccionó con rabia y en el minuto 16 el brasileño Juan recogió un balón que salía por el fondo y lo estrelló contra el travesaño. El rechace llegó al joven Fabio Borini, que empató el encuentro.
A pesar de la superioridad numérica, el Lazio jugó el resto del encuentro con miedo y no llegó a la portería del Roma con demasiado peligro.
Pero en el minuto 16 del segundo tiempo, el equipo de Edy Reja se puso delante con un gol de Stefano Mauri y después tuvo ocasiones para ampliar el marcador ante un Roma desmoralizado.

Roma
/EFE
Ver comentarios