Enviar
OTAN admite atacar a civiles
Dice ahora que sí atacó un centro de mando en el área de Surman

La OTAN ha reconocido ayer que llevó a cabo un bombardeo a primera hora contra lo que consideraba un "centro de comando y control" del régimen libio en la localidad de Surman, un ataque en el que según Trípoli murieron quince personas, entre ellas varios niños.
Una fuente aliada que pidió no ser identificada confirmó a Efe que la operación tuvo lugar y que en ella se tenía como objetivo un centro de mando "de alto nivel".
Esa misma fuente había asegurado horas antes que la OTAN no había llevado a cabo ninguna acción en esa zona, pero rectificó tras obtener nuevas informaciones de los mandos militares de la organización.
El régimen libio acusa a la Alianza de haber matado en ese bombardeo a quince personas, entre ellas tres niños de corta edad.
Según Trípoli, el ataque habría tenido como objetivo la residencia de Hemidi Juildi, un antiguo compañero de armas de Muamar al Gadafi, y sus alrededores.
"Estamos al corriente de las acusaciones, pero no podemos confirmarlas", dijo a Efe la fuente mencionada anteriormente.
El domingo, el Ejecutivo libio acusó a la OTAN de haber matado a nueve personas, incluidos dos niños y una mujer, y herido a otros 20 en los bombardeos efectuados en el barrio popular de El Arda, en la periferia de Trípoli.
Algunas horas más tarde, la OTAN reconoció que el mal funcionamiento de un proyectil pudo haber causado la muerte de al menos cinco civiles durante un ataque aéreo sobre Trípoli.
Previamente, la OTAN había reconocido que bombardeó por error un convoy de rebeldes cerca de Brega, puerto petrolífero al este de la capital, causando la muerte de seis insurgentes.
Por otra parte, la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, aseguró ayer que España seguirá participando en la misión militar en Libia mientras el régimen de Muamar el Gadafi siga siendo una "amenaza" para el pueblo de ese país norteafricano y la región.
Jiménez reafirmó el compromiso de España con la operación de la OTAN en Libia durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados (Cámara Baja del Parlamento) junto con la ministra de Defensa, Carme Chacón, para pedir la prórroga indefinida de la participación en la misión de la OTAN e informar de la situación en el país árabe.
Chacón estimó el coste hasta el momento de la participación militar española en la misión de la OTAN en Libia en $61,5 millones, y adelantó que esa prórroga indefinida acarreará un gasto mensual de unos $20,6 millones.
La ministra de Defensa subrayó que esta participación española es de "gran relevancia" para la misión de la OTAN y afirmó que España seguirá en esta operación el tiempo que sea necesario hasta que se logre el alto el fuego, la retirada de las fuerzas militares del régimen de Gadafi y se garantice el acceso de la ayuda humanitaria a la población.
"Esta misión continuará mientras los libios sigan padeciendo la barbarie del régimen de Gadafi. Estaremos todo el tiempo que haga falta", confirmó, al respecto, Trinidad Jiménez para recabar el respaldo de los grupos parlamentarios.
La ministra española de Exteriores, no obstante, apuntó que la solución al conflicto que comenzó a final del pasado febrero "debe venir desde dentro de Libia".

Trípoli
EFE

Ver comentarios